Construcciones El Cóndor reportó fuerte repunte en su utilidad neta a junio de 2020

Construcciones El Cóndor reveló este miércoles sus estados financieros a junio de 2020 en los cuales se reflejó que la utilidad neta fue de $15.802 millones equivalente a 4,7 % de los ingresos de actividades ordinarias del periodo, presentando un aumento de 221 %, por las pérdidas netas por $13.079 millones que la compañía tuvo en el mismo mes de 2019.

Por su parte, los ingresos de actividades ordinarias sumaron $337.609 millones, disminuyendo 18,29 % con respecto al mismo periodo de 2019.

Según la compañía, esta disminución se explicó por la parálisis en la ejecución de las obras con ocasión de la pandemia de la Covid-19, que se han ido reanudando gradualmente dependiendo de las particularidades de las zonas donde se están realizando los proyectos.

Entre tanto, los costos operacionales a junio fueron de $302.219 millones, representando un 89,52 % de los ingresos de actividades ordinarias, mientras que los gastos administrativos alcanzaron 3,4 % de dichos ingresos.

Recomendado: ISA y El Cóndor constituyen empresa para competir en infraestructura

De acuerdo con El Cóndor, dentro de los costos y gatos administrativos se encuentran los costos ociosos, los costos de stand-by de maquinaria y equipo, y los costos de personal asumidos por la compañía en un 100 % durante la suspensión, que no tienen un ingreso asociado a la fecha.

Eliminando del análisis estos costos, se encontró que la proporción de costos operacionales y gastos administrativos sobre los ingresos de actividades ordinarias se mantuvieron en los márgenes históricos de la firma.

El margen operacional en el sexto mes del año de la empresa del sector de la construcción, es de 9,50 % de los ingresos. Mientras que su Ebitda alcanzó los $50.334 millones equivalentes a un margen Ebitda de 14,91 %, manteniéndose en niveles similares con respecto al segundo trimestre de 2019, cuyo margen fue de 15,5 %.

Hay que decir que el efecto de la Covid-19 de las inversiones en concesiones se vio reflejado en la incorporación por el método de la participación de los resultados netos de cada inversión.

“El efecto de la Covid-19 en la utilidad neta se evidenció en menor margen bruto por la disminución de los ingresos de actividades ordinarias y el reconocimiento de los costos de la parálisis; y a nivel de las inversiones en concesiones, por la incorporación del método de la participación”, manifestó Construcciones El Cóndor.

Además, a junio de 2020, los activos totales sumaron $2,15 billones, de los cuales 40 % son activos corrientes y 60 % activos no corrientes. Mientras que los pasivos cerraron en $1,08 billones. Hay que decir que el 48 % de los pasivos son corrientes y 52 % son no corrientes.

Recomendado: El Cóndor revela proyectos en los que avanzará en su alianza con ISA; evalúa emisiones de bonos

También, se reportó que el endeudamiento de la compañía se mantiene relativamente en los mismos niveles durante al cierre del segundo trimestre del año con respecto al cierre de diciembre de 2019, a pesar de los efectos de la pandemia en la facturación y los costos y gastos de la misma.

Vale destacar que el endeudamiento de la empresa, al cierre de junio de este año, se distribuyó así: obligaciones financieras $242.324, bonos $318.000 y leasing $162.659 (cifras en millones de pesos).

Finalmente, el Backlog, entendido como el saldo de obras contratadas y por ejecutar, se ubicó en $779.910 millones. Este cálculo tiene en cuenta $150.982 millones de la facturación ejecutada durante el trimestre.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias