En Colombia se han retirado $1,05 billones en cesantías desde que empezó la pandemia

La Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías (Asofondos) informó este martes que las cesantías siguen constituyéndose como una de las opciones de ahorro de los trabajadores para utilizar en situaciones de dificultad como la crisis asociada a la Covid-19.

El más reciente balance sobre el uso y destino de dichos recursos de Asofondos reveló que, en lo corrido del año, los trabajadores afiliados a las AFP, que reciben cesantías, han retirado un total de $4,2 billones. De la totalidad de estos recursos, $1,4 billones se han utilizado por terminación de contrato; $2,1 billones se han retirado por la compra o mejora de vivienda; $358.000 millones se han usado para educación; y $334.000 millones se han usado por concepto de otros retiros, en el que se incluye la nueva causal de retiro, disminución de ingresos.

Según la Asociación, desde que comenzó la emergencia sanitaria a finales de marzo y hasta julio, las cuatro administradoras de fondos de pensiones y cesantías, Colfondos, Porvenir, Protección, y Skandia reportaron que el uso total de cesantías llegó a $2,18 billones. “En particular, esos recursos cobran mayor relevancia al ser un mecanismo efectivo para sobrellevar los impactos de esta coyuntura. Es el caso de los afiliados que perdieron su trabajo o quienes han visto una reducción en sus ingresos, que, de ese total, se han usado un monto de $1,05 billones”, destacó Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, gremio que representa a las administradoras de los fondos de pensiones y cesantías.

Recomendado: Portafolio conservador de pensiones en Colombia creció 124 % desde marzo

Entre tanto, los efectos económicos asociados a la emergencia sanitaria se pueden evidenciar en el uso que los trabajadores han hecho de las cesantías. Entre enero y mediados de marzo, antes de que se impusieran las medidas de aislamiento obligatorio, se retiraron un total $2,04 billones de pesos en cesantías. Más del 60 % de estos recursos se usaron para la compra o mejora de la vivienda, mientras que los retiros por terminación de contrato correspondieron al 29 %, alrededor de $587.000 millones.

Durante la pandemia, el análisis de Asofondos reporta que, por concepto de terminación de contrato, los trabajadores han utilizado $795.800 millones, mientras que bajo la nueva causal que se dispuso desde abril pasado ante la crisis de la Covid-19 (disminución de ingresos), el monto retirado llegó a $255.000 millones. “Ambos rubros, sumados, equivalen al 48 % del monto total utilizado por los trabajadores”, precisó Montenegro.

Por su parte, usos asociados a vivienda, pesaron un 40,9 % (cerca de $890.000 millones), de los cuales $493.500 millones fueron destinados a la compra de vivienda.

Recomendado: En AFP Protección, 100.000 clientes han usado cesantías por baja de ingresos tras Covid-19

“Es en estas coyunturas cuando las cesantías muestran ser el mejor seguro de desempleo, Día a día las AFP han venido entregándoles esos recursos a sus afiliados, sobre todo, a los más afectados en estos últimos meses. Hablamos de más de un billón de pesos para cubrirse frente a las contingencias actuales”, resaltó Montenegro.

Montenegro recordó que en los fondos de cesantías existen, a la fecha, $15,5 billones disponibles para que sus afiliados accedan a dichos recursos, según vayan necesitando. Cabe destacar que en Colombia más de ocho millones de trabajadores, de menores ingresos, y trabajo formal, reciben esta prestación social.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias