Fitch: Mayoría de capitales colombianas, resilientes a crisis por Covid-19

Fitch

En un nuevo informe sobre el impacto de la pandemia en Colombia, la agencia de calificaciones Fitch Ratings dio a conocer cuáles son sus perspectivas para los municipios capitales de Colombia, sobre los cuales, según Fitch, hay una perspectiva positiva de cara al próximo año.

Dice el informe que “en general, las entidades colombianas muestran características robustas frente a sus pares latinoamericanos. Sin embargo, para la revisión de 2020, el escenario de calificación de Fitch tuvo en cuenta la situación de estrés económico derivada de la contingencia por el coronavirus”.

Recomendado: Fitch: Riesgos de rebaja en calificación de Colombia son significativos

En conversación con Valora Analitik, Carlos Ramírez, director senior del Área de Finanzas Públicas Internacionales de Fitch, aseguró que el estudio se centró en una revisión con entorno covid, es decir, se modificaron los escenarios y supuestos por la latencia del virus en Colombia.

Bajo ese panorama y entendiendo el esfuerzo extra que implica para las administraciones locales el tener que liderar procesos de reactivación, Fitch dio a conocer que la mayoría del portafolio, cerca del 60 %, resistió los escenarios de calificación.

“Las principales métricas se mueven, pero están en los límites que estudiamos. El perfil de riesgo no cambia. Ese 60 % podría bajar por cómo avancen las perspectivas de la pandemia. Por ahora, casi toda la economía está abierta, pero hay que ver la velocidad de recuperación”, puntualizó Ramírez.

El informe de Fitch también expuso que un 37 % de las entidades territoriales tuvo una revisión de la perspectiva a negativa y solo 11 % una baja en la calificación.

¿Pero qué pudo haber pesado en el resultado? Como un primer pilar, los esfuerzos del Gobierno Central en apoyar a la banca. “Lo otro fue que la banca, los prestamistas, estuvieron en línea con la situación e hicieron una redistribución, un cambio en la conformación de pagos, dando periodos de gracia, incentivos a la tasa de interés, entre otros”, explicó Ramírez.

El otro gran avance, destaca el informe, tiene que ver con el manejo de las deudas de las entidades territoriales, que llegan a ser, en promedio, del 2 % del PIB. Y si bien hace un año representaba apenas el 1 %, es un número favorable.

Lo anterior si se tiene en cuenta que en países pares como Argentina esa deuda de entidades territoriales sube al 7 % como proporción del PIB; en Brasil es del 5 %; mientras que en México llega al 4 %. En Italia, que se considera par en calificación con Colombia, la deuda está entre el 7 % y 8 %.

“El próximo año esperamos que vaya a haber un rebote hacia un mejor panorama. El consumo de licores y cigarrillos son los principales ingresos por impuestos y municipios, como ese comercio está cerrado, habría que ver el comportamiento. Algo que atenúa la posibilidad de impacto negativo, es que el recaudo más grande de este comercio se da en el último trimestre del año, ya estamos llegando a ese periodo”, complementó Ramírez.

De ahí que, en la fase de reactivación, sea muy importante lo que hagan las mismas administraciones locales para mitigar el golpe, aumentar recaudo y dar el paso a la nueva normalidad.

Bajo ese panorama, desde Fitch creen que los comentarios de la Comisión de Estudio del Sistema Tributario Territorial, conforme a la necesidad de cambiar el esquema de recaudo de impuestos como el de industria y comercio, consumo y predial, sea necesario y positivo.

Lera también: Colombia: Recomiendan más impuestos a tabaco, vapeadores y reformar ICA

“Si logran implementarse los cambios desde el segundo semestre sería muy bueno. Dependerá de la capacidad de las administraciones locales de convencer a sus asambleas departamentales de aprobar estos trámites y su agilidad de ejecución”, dijo Ramírez.

Hace la salvedad Fitch, sobre el ejercicio de 2020, que los balances de caja a final de año “muestran alta volatilidad y están mayoritariamente compuestos por recursos con destinación específica”.

El informe, que se hizo con base en Armenia, Bucaramanga, Cartagena, Cúcuta, Ibagué, Manizales, Neiva, Pereira, Popayán, Santa Marta, Sincelejo y Villavicencio encontró que hay riesgos asimétricos en cuatro de los 12 municipios de esta revisión de portafolio. “Estos riesgos se relacionan con la gestión y gobernanza, dadas las oportunidades de mejora en la planeación de capital y estabilidad administrativa, así como en el reporte de información financiera”.

Sobre lo que pueden seguir haciendo ciudades como Bogotá en el objetivo por encontrar recursos de cara a la reactivación, Ramírez le dijo a Valora Analitika que en la agencia ven espacio para aumentar la deuda.

Aunque hay que tener muy en cuenta lo que vaya pasar con los límites, si van a mantenerse o modificarse. Por lo demás, Fitch prevé que a partir de 2022 y 2024 se dará una recuperación a niveles de 2019 en las capitales municipales del país.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias