Camioneros en Chile hacen huelga por violencia y ataques en sur del país

Una agrupación de gremios de camioneros de Chile inició este jueves una huelga en protesta por la violencia que afecta a sus socios en la agitada región sureña de La Araucanía y el lento avance en el Congreso de una serie de proyectos de ley sobre seguridad.

Según información de Reuters, decenas de camiones bloquearon parcialmente durante la mañana una importante ruta entre la capital Santiago y el puerto de Valparaíso antes de dispersarse con la promesa de un bloqueo mayor hacia el mediodía.

Varios puntos en el sur de la principal ruta que recorre el país a lo largo también eran bloqueados por camiones detenidos en la carretera, mientras los conductores ondeaban banderas chilenas y pancartas, según medios locales de prensa y reportes de tránsito.

La amenaza de huelga generó temores de una interrupción de las cadenas de suministro en plena pandemia de coronavirus en el país sudamericano, que depende principalmente del transporte terrestre.

La movilización, que no convoca a todos los gremios de camioneros del país, tiene lugar después que una niña de nueve años fue herida con arma de fuego tras un ataque al camión de su padre en La Araucanía, zona de un dilatado conflicto entre indígenas mapuche y el Estado, que ha visto un repunte de violencia en los últimos meses.

Recomendado: Economía de Chile cayó 14,1 % en segundo trimestre por crisis de coronavirus

La paralización es liderada por la Confederación Nacional del Transporte de Carga de Chile (Cntc), que agrupa a camioneros del norte y sur del país, así como de la central región de Valparaíso. Su presidente, Sergio Pérez, indicó que “vamos a estrangular las carreteras en todos los puntos con prudencia y el respeto máximo para los automovilistas”, de acuerdo con información de Reuters.

Sin embargo, aclaró que “vehículos de emergencia, camiones con medicamentos, no solo van a pasar, los vamos a escoltar para que lleguen a destino”.

La Confederación Nacional de Dueños de Camiones, una agrupación mayor, no se sumó a la huelga, pero manifestó en un comunicado que “persiste en su llamado urgente al gobierno y las autoridades a poner orden en el sur”, para impedir atentados incendiarios a camiones y agresiones a conductores.

El viceministro del Interior de Chile, Juan Francisco Galli, señaló durante la mañana que “la solución va a ser en base al diálogo, pero sin amenazas, sin extorsiones ni ultimátum”.

(Con información de Reuters)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias