Gobierno de Colombia será prioridad sobre otros prestamistas de Avianca

Foto: Tomada de Pixabay

Exclusivo: Fuentes de Avianca le explicaron hoy a Valora Analitik detalles adicionales del préstamo y las implicaciones futuras del mismo.

En las últimas horas, la aerolínea Avianca anunció que -como parte del plan de rescate- se incluyó un préstamo del Gobierno de Colombia por US$370 millones.

Ese monto hace parte de dos tramos que sumarán aproximadamente US$1.200 millones, para un paquete total por US$ 2.000 millones, “incluyendo el financiamiento de ciertas adquisiciones y la refinanciación de ciertas deudas existentes”.

Relacionado: Gobierno de Colombia aprobó crédito a Avianca hasta por US$370 millones

La figura para obtener los US$2.000 millones se denomina debtor-in-posession, o ‘DIP’, lo cual le da a la compañía la posición de su negocio con una financiación transitoria que se usará mientras pasan los 18 meses que puede durar la reorganización ante la ley de Estados Unidos (capítulo 11).

Ese DIP de Avianca está estructurado en dos tramos. Los dos en conjunto van a representar financiación de US$2.000 millones, pero uno de los detalles más importantes que el tramo A (en el que está el préstamo del Gobierno) tiene prioridad frente al tramo B en el que están otros prestamistas como United Airlines, el grupo Kingsland y los tenedores del bono de Avianca.

Otro aspecto relevante es el tramo A –en donde está el Gobierno colombiano- no es convertible en acciones al final del periodo de capítulo 11, sino que, por el contrario, deberá ser refinanciado por la aerolínea usando cualquiera de sus opciones viables.

En ese orden de ideas, el tramo B sí es convertible en acciones al salir del capítulo 11 de la ley de EE. UU

El préstamo del Gobierno de Colombia, dijeron las fuentes, equivale al 30 % de todos los recursos que ha “levantado” Avianca en las últimas semanas por US$1.200 millones y equivale al 20 % de los US$2.000 millones que consiguió en total.

El resto del financiamiento que “levantó” Avianca provino de bancos, tenedores del bono vigente y también de sus stakeholders -entre ellos, United y Kingsland- que han decidido aportar más fondos.

En resumen, el préstamo de hasta US$370 millones que autorizó el Ministerio de Hacienda -con cargo a recursos del Fondo para la Mitigación de la Emergencia por el coronavirus (Fome)- deberá ser pagado por la empresa al finalizar el periodo de reorganización en Estados Unidos y Avianca deberá salir a conseguir los recursos para pagarlo porque es su primera prioridad.

Más condiciones

Ayer, tras conocer la financiación del Gobierno colombiano a Avianca, el presidente del Autorregulador del Mercado de Valores (AMV), Michel Janna dijo en su cuenta de Twitter que “los acreedores actuales aceptan subordinarse pues lo consideran clave para que Avianca siga funcionando, y pueda terminar cumpliendo todas sus obligaciones”.

Al final de ese periodo de reorganización los accionistas de una empresa (ordinarios y preferenciales) son la última opción de pago y podrían ser diluidos, como ya se había advertido desde mayo pasado.

Una de las consultas de Valora Analitik a las fuentes de Avianca era si los prestamistas del tramo B puede pedir la conversión de sus recursos en acciones. La respuesta fue sí, pero con la salvedad de que esa conversión se hace bajo potestad y condiciones que fije la empresa.

El préstamo concedido por el Gobierno de Colombia, dijeron las fuentes, tiene las mismas tasas de interés que los demás prestamistas y no le da la facultad de tener una posición en la Junta Directiva de Avianca por tratarse únicamente de financiación de corto plazo “en un monto que es marginal” si se compara con los varios miles de millones de dólares que han entregado otros gobiernos a sus aerolíneas más importantes para garantizar la reactivación económica exitosa.

Relacionado: Alemania rescatará a Lufthansa a cambio del 20 % de sus acciones

Para conseguir esa financiación, tanto del Gobierno como las demás fuentes, se entregaron garantías tales como el programa de viajero frecuente de Avianca denominado LifeMiles (que es uno de sus negocios más exitosos), además de la operación de carga y “ciertas cuentas en efectivo”, dijeron las fuentes a Valora Analitik.

El destino de los préstamos

De acuerdo con lo explicado hoy a Valora Analitik, el dinero conseguido por Avianca se usará con prioridad para la reactivación de la operación y para volver a volar.

Aunque se advirtió que, tomando en cuenta el escenario de coronavirus en el mundo, reactivar los vuelos va a ser demorado y se deberá “quemar caja al principio”. Se espera que esa quema sea la mínima posible.

Las fuentes dijeron que tienen planteados varios escenarios y bajo ninguno de ellos hay preocupación porque se espera mantener los niveles de uso de caja con los nuevos recursos.

Finalmente, dijeron que el préstamo del Gobierno colombiano a Avianca se presentará al juez que lleva el caso de reorganización en Nueva York la próxima semana y debería haber una decisión al respecto alrededor de tres semanas.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias