Déficit de cuenta corriente en EE. UU. está en su nivel más alto en 12 años

El déficit de cuenta corriente de Estados Unidos creció en el segundo trimestre a su nivel más alto en casi 12 años, según un reporte publicado este viernes, ya que la pandemia lastró las exportaciones de bienes y servicios, contrarrestando una disminución de las importaciones.

El Departamento de Comercio informó que el déficit de cuenta corriente, que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones hacia y desde el país, saltó 52,9 % a US$170.500 millones en abril-junio, máximo desde el tercer trimestre de 2008, cuando la economía atravesaba la crisis financiera.

Según Reuters, los datos de los tres primeros meses de 2020 se revisaron para mostrar un saldo negativo de US$111.500 millones, en vez del déficit de US$104.200 millones que se informó originalmente. Economistas consultados por Reuters proyectaban un incremento del déficit a 157.900 millones de dólares en el trimestre pasado.

El déficit de cuenta corriente representó un 3,5 % del Producto Interno Bruto en el trimestre de abril a junio, la mayor proporción desde el cuarto trimestre de 2008.

Recomendado: Inventarios de mayoristas en Estados Unidos cayeron en julio de 2020

El Buró de Análisis Económico del Departamento de Comercio, que recopila los datos, indicó que la caída en las transacciones fue resultado “en parte del impacto de la Covid-19, ya que muchos negocios operaron a capacidad limitada o cesaron operaciones por completo y el movimiento transfronterizo de viajeros fue restringido”.

En el segundo trimestre, las exportaciones de bienes y servicios cayeron a US$444.700 millones, su nivel más bajo desde el primer trimestre de 2010, desde US$605.600 millones en enero-marzo. Se produjeron fuertes caídas en las exportaciones de vehículos y motores, petróleo y aeronaves civiles.

Las restricciones a los viajes socavaron al sector aéreo. Los ingresos desde el exterior también se redujeron en el último trimestre, lo que refleja disminuciones en los ingresos por inversiones de cartera e ingresos por inversiones directas. También hubo bajas en los intereses de préstamos y depósitos.

Por su parte, las importaciones de bienes y servicios cayeron a US$609.600 millones, mínimo desde el tercer trimestre de 2010, desde US$732.000 millones en el primer trimestre. La disminución reflejó principalmente caídas en las importaciones de vehículos, repuestos y motores, así como de petróleo.

Recomendado: Precios al consumidor en Estados Unidos subieron 0,4 % en agosto

Según Reuters, la cantidad de dinero que sale del país también descendió el último trimestre, con bajas en los intereses de los préstamos y depósitos. Las multas y sanciones del sector privado, así como las transferencias gubernamentales, como la ayuda internacional, también disminuyeron el último trimestre.

Por otro lado, la confianza del consumidor en Estados Unidos subió a comienzos de septiembre, mostró un sondeo publicado el viernes, que también sugirió que la elección presidencial de noviembre estaba empezando a impactar las expectativas sobre el futuro económico.

El índice de la confianza del consumidor en Estados Unidos de la Universidad de Michigan subió a 78,9 en la primera quincena del mes desde 74,1 en agosto. Analistas consultados por Reuters esperaban un alza a 75.

(Con información de Yahoo Finanzas)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias