MinHacienda: en junio habrá recomendaciones sobre desmonte de exenciones tributarias en Colombia

Ante la bancada opositora de Cámara de Representantes y Senado de la República, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, expuso cómo se construyó el Presupuesto General de la Nación para la vigencia de 2021.

Ante las críticas de parte de los congresistas por presentar un plan que “no se ajusta a la realidad” de la pandemia, y sigue sopesando las exenciones tributarias, Carrasquilla explicó que el plan, que es el más complejo de la historia del país, se ajusta a la realidad.

“Analizamos el contexto al que nos enfrentamos y con base en eso construimos la propuesta. Este presupuesto nacional es un trasatlántico difícil de maniobrar, pero claro que hemos tenido todos los puntos para alimentarlo”, dijo Carrasquilla.

Sobre las exenciones, Carrasquilla explicó que ya trabaja una comisión de expertos internacionales “que nos informe sobre la manera en que podemos desmontar esas exenciones tributarias”.

Lea también: Congreso aprueba en primer debate proyecto de presupuesto de Colombia para 2021; hay 84 propuestas de artículos nuevos

Hay que recordar que, dichas exenciones, representaban el 6,1 % del Producto Interno Bruto (PIB) en 2011, en 2018 el indicador ya iba por el 8 %, según datos del Ministerio de Hacienda.

Carrasquilla confirmó que en junio habrá un reporte final de esa comisión de expertos y en febrero se entregará un documento preliminar hacer socializar.

Carrasquilla se comprometió a compartir esa primera hoja de recomendaciones, para que la bancada opositora en el Congreso de la República dé a conocer sus reparos y recomendaciones.

“Necesitamos conformar un plan lo suficientemente robusto como para que distintos sectores se sientan representados en estos cambios que nos van a presentar los expertos”, dijo Carrasquilla.

Ante la reiterada petición de que se piense en una transferencia directa de parte del Banco de la República, Carrasquilla volvió a decir que Colombia no ha cerrado sus canales de crédito ni fuentes tradicionales, por lo que no es una salida prioritaria.

También se pidió al Gobierno que se usen las reservas internacionales para que el rubro destinado a deuda baje y puedan utilizarse más recursos para inversión.

Sin embargo, Carrasquilla descartó la propuesta toda vez que las reservas “son un colchón que aseguran a acreedores y mercados que Colombia tiene una posibilidad para responder, por si las cosas se ponen feas”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias