Colombia, por primera vez, hará uso de línea flexible en crédito con el FMI

El ministro de Hacienda de Colombia, Alberto Carrasquilla, y el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, dieron a conocer que el cuerpo directivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó extender la línea de crédito flexible del país de US$10.800 millones a US$17.300 millones.

La solicitud, según Carrasquilla y Echavarría, se basó en la necesidad que tiene el Gobierno por garantizar más recursos de cara a la atención de la crisis económica por el coronavirus.  

Confirmó Carrasquilla que la incertidumbre internacional es mayor, por lo que los choques afectan las cuentas externas del país, de ahí que las autoridades solicitaran el aumento.

Echavarría dijo que por primera vez Colombia hace uso de esos recursos y de hecho es la primera vez que cualquier país con acceso a esa línea hace uso de la misma.

De esta manera, poco más de US$11.000 millones que hacen parte de esa línea irán para el Banco de la República a reservas internaciones. Mientras que el Gobierno quedará con US$5.300 millones que asumirá como deuda.

Sobre el uso de los recursos de parte del Gobierno, Carrasquilla no hizo mayores precisiones, aunque afirmó que harán parte del plan financiero de la vigencia 2020; y que la ampliación no modifica las metas fiscales de Colombia este año. Entre otras razones, explica Carrasquilla, porque la regla está suspendida hasta 2022.

Lea también: FMI lanza peor previsión para PIB de Colombia en 2020

El FMI ya se pronunció sobre la decisión de ampliar la línea de crédito flexible para Colombia y, entre otras razones, la justificó en el hecho de que el país debe contar con los recursos suficientes para atender varios eventos: el golpe del coronavirus, bajos precios del petróleo y el rezago que queda por la fuerte migración de ciudadanos venezolanos.

“La economía de Colombia se vio más afectada por la pandemia de lo que se anticipó en el momento de la aprobación del acuerdo actual de línea de crédito flexible en mayo y ahora se espera que experimente su mayor recesión registrada”, dijo Antoinette Sayeh, directora gerente adjunta y presidenta interina del FMI.

Sayeh complementó diciendo que los riesgos externos son más altos y permanecen marcadamente sesgados a la baja en medio de “un entorno externo excepcionalmente débil que aumenta la vulnerabilidad de Colombia a precios de las materias primas aún más bajos, volatilidad adicional del mercado financiero y un mayor deterioro de la crisis venezolana”.

Finalmente, Carrasquilla explicó que, con esto, el mercado internacional le da un espaldarazo al ejercicio macroeconómico que ha hecho Colombia incluso antes de la pandemia, “y nos da un respiro extra para entender que los mecanismos internacionales de financiación no se han agotado”.

Este es el comunicado oficial del FMI.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias