Reserva Federal prorroga límites a recompras de acciones y dividendos de grandes bancos

Tomada de Pixabay

La Reserva Federal (FED) extendió hasta fin de año la prohibición de recomprar acciones y repartir dividendos a los bancos de US$100.000 millones de activos.

Según información de Consenso del Mercado, esta decisión tiene como objetivo preservar el capital de los grandes bancos en un momento de incertidumbre. Asimismo, la autoridad monetaria de Estados Unidos anunció que realizará un nuevo stress test a finales de este año para continuar evaluando la resistencia de los bancos, que mostraron unos niveles de capital sólidos en las pruebas realizadas a mediados de año.

La decisión sigue a la del Banco Central Europeo que también extendió la prohibición del pago de dividendos hasta principios de 2021.

Cabe recordar que, en junio, la Reserva Federal de Estados Unidos anunció que estaba expandiendo su incursión en el crédito corporativo para comprar bonos corporativos individuales, aparte de los fondos negociados en bolsa que ya está comprando.

De acuerdo con Cnbc, como parte de un esfuerzo continuo para apoyar el funcionamiento del mercado y aliviar las condiciones crediticias, la FED agregó nuevas funciones a su línea de crédito corporativo del mercado secundario. Este programa tiene la capacidad de comprar hasta US$750.000 millones en crédito corporativo.

Recomendado: Reserva Federal comenzará a comprar bonos corporativos individuales

Hay que decir que el anuncio inicial del 23 de marzo se consideró, en gran medida, un momento decisivo para los mercados financieros, que se tambalea por la propagación de la amenaza del coronavirus.

Según las más recientes directrices, el banco central estadounidense explicó que comprará en el mercado secundario unos bonos individuales que tienen vencimientos restantes de cinco años o menos.

Esas compras irán junto con los ETF que la FED ya ha estado comprando, y que están equilibrados hacia índices de grado de inversión, pero también incluyen algunos fondos de bonos basura que rastrean la deuda que había sido de grado de inversión antes de la crisis, rebajados tiempo después.

La intención de las compras de deuda individual será “crear una cartera de bonos corporativos que se base en un índice de mercado amplio y diversificado de bonos corporativos estadounidenses”, manifestó la FED en un comunicado de prensa.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias