Colombia ya tiene Conpes para la inclusión y educación financiera

El Departamento Nacional de Planeación (DNP) dio a conocer que Colombia ya cuenta con una hoja de ruta para estimular la inclusión y educación financiera; temas que toman relevancia dentro de los planes de reactivación económica del país.

El objetivo central del Conpes 4005 será el de integrar los servicios financieros a las actividades cotidianas de los ciudadanos, así como de las micro, pequeñas y medianas empresas del país.

La idea que planea el documento es sentar las bases para ampliar la oferta de productos y servicios a la medida, una idea que incluso ya había mencionado el superintendente financiero, Jorge Castaño, quien aseguró que con las nuevas firmas que piden autorización para operar en Colombia, se entrega al mercado nacional la posibilidad de sectorizar mejor las necesidades de los consumidores.

Recomendado: Sistema Financiero de Colombia vuelve a dar utilidades a julio: fueron $8,5 billones

La otra gran propuesta es seguir dándoles herramientas a los ciudadanos y entidades para el desincentivo del efectivo. Al tiempo que se mejora la infraestructura digital para impulsar la inclusión de más personas a la banca regulada.

Para mejorar en los indicadores de cobertura, el documento propone que el Ministerio de Hacienda y la Banca de Oportunidades diseñen e implementen un programa de acompañamiento y fortalecimiento de corresponsales digitales. Plan que debería empezar en enero de 2021 y concluir en diciembre de 2022.

Así mismo, “el Banco de Comercio Exterior (Bancóldex) ampliará la red de intermediarios no tradicionales a través del fondeo a Fintech dedicadas a dispensar crédito productivo de manera ágil y masiva a los microempresarios. Lo anterior entendiendo que es un canal eficiente que minimiza costos de operación que finalmente se trasladan a los microempresarios a través de la tasa de financiación”.

Una oferta más diversa

Ahora, en lo que respecta a facilitar el uso de productos y servicios financieros a medida, las Superintendencia de Economía Solidaria deberá regular el uso de la tecnología para la prestación de los servicios financieros de las mismas organizaciones solidarias.

La idea es que, luego del análisis, se pueda establecer cuál puede ser la oferta más pertinente para ampliar. De acuerdo con el Conpes, este trabajo deberá empezar en octubre de 2020 y acabar en diciembre de 2022.

“Por otro lado, Banco de Comercio Exterior S.A otorgará microcrédito a través de entidades microfinancieras, buscando mecanismos innovadores que aumenten la cobertura del microcrédito en el país, incluyendo, pero sin limitarse a garantías de parte de entidades multilaterales y bilaterales de desarrollo”.

Los empresarios más pequeños del país tienen apartado especial en esta nueva hoja de ruta. A través de los ministerios de Comercio y Agricultura, en trabajo conjunto con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), se construirá la política para el fomento de las microfinanzas para emprendimientos y micronegocios.

Esta iniciativa tendrá un tiempo de maduración mucho mayor a las demás propuestas, pues arrancará en enero de 2021, pero acabará en diciembre de 2025. La idea es también hacer especial énfasis en poblaciones vulnerables.

Un plan que merecerá un tiempo de ejecución mucho menor tiene que ver, dice el Conpes, con el mejoramiento del acceso a financiamiento para el sector rural colombiano. A julio de 2022 tendrán que presentarse avances sustanciales.

Recomendado: Comité de seguimiento al sistema financiero de Colombia ve capacidad de gestión del riesgo

La meta en este sentido es que el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario “identifique las principales barreras institucionales, operativas, comerciales y financieras para el uso del redescuento de parte de los intermediarios de microcrédito”.

Mientras tanto, la idea es que la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario cree los incentivos de crédito y de microfinanzas anuales, en donde se deberán incluir indicadores específicos sobre nuevos productos con opciones para pequeños productores, mujeres y demás grupos de interés político de financiamiento.

Saber manejar el dinero

Ahora, sobre temas de educación financiera, el Conpes plantea la necesidad de que el Ministerio de Educación lidere planes de aprendizaje que deben ser incluidos en los pénsum de instituciones colegiales.

“Para contribuir al seguimiento y evaluación de los aprendizajes de educación económica y financiera en la comunidad educativa, en 2023, el Departamento Nacional de Planeación realizará una evaluación sobre las acciones formuladas en el componente de educación formal de la Política de Inclusión y Educación Económica y Financiera”.

Del lado de los empresarios, el Ministerio de Comercio deberá liderar la tarea de entregar planes específicos para microempresarios, entre otros, con el uso de pagos electrónicos de parte de las micro, pequeñas y medianas empresas del país.

“Estos módulos incluirán temas de gestión de riesgos, administración de presupuesto, costeo, planeación, mecanismos de financiación alternativos (como factoring, crowdfunding), mercado de capitales y previsiones dependiendo del estado de desarrollo de la empresa”.

Se espera que la articulación y ejecución de esta serie de medidas arranquen en enero de 2021 y terminen en diciembre de 2022. Así mismo, el Ministerio de Comercio “a través de iNNpulsa Colombia, en 2022 adelantará un programa de adopción de medios de pago digitales presenciales y no presenciales de parte de las micro, pequeñas y medianas empresas”.

Encuentre aquí el Conpes 4005.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias