FMI mejora previsión de PIB global para 2020, pero es menos optimista para 2021

El Fondo Monetario Internacional (FMI) entregó sus nuevos pronósticos para la economía mundial. De acuerdo con el organismo, habría una menor caída a la esperada en junio, pero en 2021 las expectativas desmejoran levemente.

Se lee en el informe que la caída de la economía mundial sería del 4,4 % a cierre de 2020 (en junio la proyección era de un descenso del 5,2 %). Sin embargo, mientras hace tres meses el FMI esperaba un rebote del 5,4 % para 2021, ahora lo rebaja a 5,2 %.

Las economías avanzadas experimentan una variación significativa en el pronóstico de 2020. El FMI mejora el dato en 2,3 puntos porcentuales, lo que quiere decir que ahora la economía de esos países caería 5,8 %.

Aunque también es más pesimista para lo que pueda ocurrir en 2021, momento en el que crecerían 3,9 % (se esperaba 4,8 %); y se confirma que esas naciones no tendrían una recuperación total del golpe de 2020.

Las dos grandes potencias tendrán, según el FMI, comportamientos sustancialmente diferenciales. Mientras Estados Unidos caerá 4,3 % en 2020, China va a crecer 1,9 %. Aunque el FMI mejora considerable la previsión para Estados Unidos en 3,7 puntos porcentuales; la de China aumenta 0,9 puntos porcentuales frente a junio.

Recomendado: FMI: inversión pública del 1 % del PIB podría aumentar economía hasta en un 2,7

Sobre lo que pueda ocurrir en 2021, el gigante asiático ampliará su ventaja respecto a Estados Unidos. Se espera que China crezca a ritmos del 8,2 % (la proyección no cambia respecto al dato del FMI de junio). La economía norteamericana crecería 3,1 % (hay una caída de 1,4 puntos porcentuales respecto al informe de junio).

Las causas que explican el comportamiento de estos dos países, así como de su análisis general, tienen en cuenta variables como el avance de los rebrotes de coronavirus y el cierre del comercio internacional.

Nuevas medidas estrictas de restricción podrían volver a poner en riesgo varias actividades industriales en el corto y mediano plazo. El comercio internacional puede volver a salir resentido, así como sectores que jalonan la creación formal de puestos de trabajo, como el turismo.

De ahí que el llamado de atención sea para que “en países donde las tasas de infección parecen haber pasado su pico se mantengan prácticas de higiene en los lugares de trabajo y normas de bioseguridad; pues ante nuevos focos de infección, estos se podrían mantener a un nivel que permita a los sistemas sanitarios su control y no llegar a nuevos bloqueos de toda la economía”, explica el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los otros pronósticos
Sobre lo que vaya a ocurrir con América Latina y el Caribe, el FMI mejora en 1,3 puntos porcentuales su previsión de junio, pues ahora espera que la caída de la región sea del orden del 8,1 %. Respecto al dato de 2021, la estimación cambia, de un crecimiento del 3,7 % (como dato de junio), a 3,6 % en su actualización.

El organismo confirma la previsión que presentó hace dos semanas para Colombia: el país tendría un peor desempeño, en 2020, respecto al promedio que impuso el FMI para América Latina y el Caribe: la economía colombiana caería 8,2 %.

Lea también: FMI empeora previsión para PIB de Colombia en 2020; mantiene 2021

El dato está significativamente más lejos de lo que prevé el Gobierno Nacional: una caída del 5,5 %; aunque la semana que acaba de pasar Juan Alberto Londoño, viceministro de Hacienda de Colombia, abrió la puerta para que el descenso sea mayor. Sobre 2021, el FMI mantiene la previsión de un crecimiento del 4 %.

De cara a los países pares de la región, el organismo destaca a Brasil y México. Para el caso del primero, el FMI mejora el dato de 2020 en 3,3 puntos porcentuales y lo lleva hasta un descenso del 5,8 %. México ahora caería 9 % y no 10,5 % (según se leía en el análisis de junio).

Recomendado: ABC del desembolso de línea de crédito del FMI a Gobierno de Colombia; no afecta deuda pública

Para estas dos naciones tampoco habría una recuperación total en 2021, pues el crecimiento sería del 2,8 % para Brasil (empeora la proyección en 0,8 puntos porcentuales), y 3,5 % para México (mejora el dato en 0,2 puntos porcentuales).

Condiciona el FMI las mejoras para 2021 y una menor caída de las economías regionales en 2020 a una recuperación de los precios de los commodities. Hay que esperar, según el organismo, lo que pueda ocurrir especialmente con el petróleo.

“Las curvas de futuros del petróleo indican que se esperan precios para aumentar a partir de entonces a US$48, un 25 % por debajo del promedio de 2019. Los precios de materias primas no combustibles se espera que aumenten más rápido de lo previsto en abril y junio”, explica el informe.

El informe completo del FMI se puede descargar aquí.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias