MinHacienda de Colombia: Nuestro estatuto tributario debe dejar de ser el de un país pobre

En el marco del último día de la III Cumbre del Petróleo y Gas en Colombia, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, habló de cuáles deben ser las bases que debe seguir el país en la fase de reactivación, además de cuál será el papel del Gobierno y las facilidades para el sector empresarial como protagonista en la postpandemia.

Carrasquilla, reconociendo los esfuerzos que representan un aumento de la deuda del Gobierno, pidió que se discutan temas tributarios que van a solicitar modificarse en 2021. El funcionario se acercó a algunos puntos esenciales.

El ministro se refirió a que Colombia cuenta con una estructura tributaria que debe ser sujeta a modificaciones. El primero de esos cambios tendría que ver, según Carrasquilla, con el impuesto sobre los ingresos en Colombia, que fundamentalmente lo asumen las empresas.

Según expuso el funcionario, cinco de los seis puntos del Producto Interno Bruto (PIB) que se recaudan en materia de impuesto de renta, se hace por medio de las empresas, y el 1 % por el lado de las personas, contrario a lo que ocurre países desarrollados.

“Si nosotros estamos en proceso de crecimiento, y saliendo de pobres, tenemos que ser conscientes de que el estatuto tributario debe dejar de ser el de un país pobre. La composición de nuestro impuesto de renta no gurda relación con el resto de países de América Latina”, explicó Carrasquilla.

Sumado a esto, “tenemos exenciones venteadas. En este momento el Gobierno tiene un gasto tributario que equivale al 8,7 % del PIB. El grueso de esas exenciones es al régimen del IVA”.

Recomendado: Gobierno de Colombia empeora estimaciones de PIB para 2020 y 2021

Por lo anterior es que el Gobierno sigue pensando en cuáles son las bases jurídicas y las iniciativas en materia de política pública que pueda incentivar a la actividad productiva empresarial, para que el rebote económico del país de cara a 2021 sea significativo.

El plan del Gobierno contempla inversiones (entre sector público y privado) del orden de los $167 billones, que llegarán, en su mayor tajada, desde el brazo privado.

En el compromiso por el empleo, dijo Carrasquilla que de 226 proyectos 84 ya está en ejecución; mientras que en iniciativas de crecimiento sostenible hay 15 planes (de 82) que ya están en marcha.

“Hay varias iniciativas en ejecución y que se activaron gracias a la gerencia del sector privado. Esos planes nos representan un 0,7 % del PIB en 2020”, complementó Carrasquila.

Para el Gobierno son entonces varios los actores que ayudarán a apalancar el rebote económico de cara al próximo año: el sector financiero y el de hidrocarburos hacen parte de estos.

Sobre el primero, se espera que permanezca fortalecido, con buen soporte de liquidez y capacidad para prestarle al Gobierno y a las empresas privadas que esperan crecer, hacer inversiones y crear puestos de trabajo en Colombia.

Respecto al de hidrocarburos, Carrasquilla dijo que, gracias a su relevancia y el hecho de que represente el 3,4 % del PIB nacional, es jugador fundamental. “Hay dos grandes componentes de inversión del orden de los $10 billones en proyectos pilotos de investigación integral (fracking) e iniciativas de exploración costa afuera en esta senda de rebote económico que estamos transitando”, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias