Mala planificación financiera, el enemigo actual de los jóvenes

Destinar más del 30% de los ingresos mensuales evoca sobreendeudamiento. No tener control de los ingresos y gastos causa descontrol en las finanzas personales.

Si bien es cierto que los jóvenes dan mucho de qué hablar por sus logros a temprana edad, también lo hacen cuando se refieren a las deudas; pues son los millenials quienes tienen un enemigo recurrente debido a la mala planificación financiera. 

No cabe duda que las deudas aparecen sin importar edad, estrato, género o estado civil, pero va en cada persona saber enfrentarlas sin dejar que estas tengan mayores repercusiones en la vida económica. 

Aún así, la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, asegura que son los jóvenes de 25 a 35 años, solteros, con ingresos de uno a tres salarios mínimos al mes, y en su mayoría hombres, los que más endeudados están por tener una mala planificación financiera.

Expertos de la firma, aseguran que se está en sobreendeudamiento cuando las obligaciones superan el 30% de los ingresos mensuales; además hacen referencia a que una de las principales causas de este problema financiero es el mal uso de las tarjetas de crédito, debido a que las personas consideran que en estos plásticos se tiene dinero extra sin pensar en los pagos mensuales y en los intereses que se deberán pagar a futuro.

Recomendado: Ojo empresas, estas son las habilidades que encontrará en jóvenes de la Gen-Z

Una de las soluciones para acabar con ese enemigo de los millenials es llevar un presupuesto; los especialistas en finanzas personales dicen que cuando las personas no tienen un control de sus ingresos y gastos pueden “estrellarse” con un monto mucho mayor de consumo del que en realidad podrían afrontar, lo cual causa desestabilidad en financiera y es ahí donde se cae en sobreendeudamiento. 

La fórmula más fácil para poner en práctica la recomendación anterior es: El 70% de los ingresos mensuales se deben destinar a los gastos imprescindibles;  el 30% restante se tiene que dividir en dos:  20% a los gastos prescindibles y el 10% es lo que se debe ahorrar.

También sería de gran ayuda para evitar las deudas a temprana edad adoptar el hábito del ahorro. Y es que, aunque muchos jóvenes aseguran ahorrar, más del 60% de la población estudiada, son los gastos innecesarios, el uso inadecuado de productos crediticios y el pago de deudas adquiriendo unas nuevas, las acciones que los llevan a deber más de lo que tienen o de lo que ganan y a no cumplir con los acuerdos de pago, por eso llegan a poner en jaque sus finanzas personales y su vida crediticia. 

Hay que resaltar que vivir libre de deudas es un reto que se puede superar si se le da la atención necesaria a los problemas económicos que se lleguen a presentar; también hay que tomar las recomendaciones de los expertos en finanzas personales de Resuelve tu Deuda para poder estar sin preocupaciones o enemigos financieros

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias