Productividad de Colombia en 2020 fue negativa: Así afecta al incremento salarial de 2021

Las expectativas sobre el empleo en la industria también retrocedieron. Foto: Tomada de Pixabay

Ante la mesa tripartita conformada por el Gobierno, empresarios y trabajadores, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) entregó uno de los datos que se tienen en cuenta en la ecuación que dará como resultado el alza del salario mínimo mensual para 2021 en Colombia.

Según datos entregados por el Dane, la revisión preliminar de la productividad de 2020 deja un -0,60 %. Siendo la minería y extracción (-14,64 %) la actividad que más contribuyó a la variación negativa total.

Seguido se ubicaron las actividades de servicios sociales, comunales y personales: -11,9 %.

Caídas que sin embargo se vieron compensadas por el crecimiento del 14,78 % en comercio, hoteles y restaurantes, y el 7,05 % que se reportó en agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca.

Con esto en mente, los participantes de la negociación del aumento salarial tienen el primer dato de la fórmula, a la espera de cómo termine la inflación que, entre enero y octubre, iba en 1,38 %.

Justamente el próximo sábado el país conocerá la cifra con corte a noviembre, y de allí ya se podrá saber, con mayor claridad, en cuánto cierre el costo de vida en 2020. La meta del Banco de la República es que esté muy cerca del 2 %.

Tradicionalmente, uno de los argumentos de los empresarios para no aprobar un incremento significativo del salario mínimo se basa en que el dato de productividad en Colombia es muy bajo, por lo que no se cuenta con el sustento para fijar un incremento “considerablemente alto”.

Recomendado: Anif propone un incremento del salario mínimo en Colombia entre el 2 % y 3 % para 2021

Aunque el año pasado (cuando el aumento del salario mínimo mensual en Colombia fue del 6 %, uno de los más altos de las últimas décadas) contó con un dato de productividad del orden del 0,21 %, la inflación terminó año en 3,8 %.

De momento, las tres partes de la mesa concuerdan en que esta negociación es atípica por la recesión del país y la incertidumbre sobre el control de pandemia durante 2021.

Las centrales obreras y pensionados, sin embargo, esperan que el salario mínimo quede en $1 millón más un subsidio de transporte (ahora de conectividad) de $120.000, lo que daría a un incremento entre el 13 % y el 14 %.

Los empresarios piden mesura. Jaime Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), solicitó al Gobierno que el aumento sea razonable, misma posición que tienen desde el Banco de la República.

Mientras que tanques de pensamiento como la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) ya se animaron a entregar una cifra de incremento: entre el 2 % y 3 %, pues un aumento más allá de ese margen “pondría en riesgo la creación de más puestos de trabajo”, según Anif.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias