Colombia ve consenso para la recuperación; se descartan más impuestos a empresas en reforma

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda de Colombia. Foto: Tomada del Twitter de MinHacienda

En el marco de un nuevo congreso de Corficolombiana, el ministro de Hacienda de Colombia, Alberto Carrasquilla, dio a conocer que ven desde el Gobierno un panorama realmente positivo y que dista considerablemente de lo que se vio en marzo de este año.

Para Carrasquilla ya se empieza a vislumbrar, con mayor claridad, lo que pueda ocurrir con la economía nacional en los próximos dos años, sin dejar de un lado que hay todavía una serie de fenómenos que sigue creando incertidumbre.

“Con respecto a marzo hay un escenario distinto, por eso es que la reactivación está en otro contexto. Los analistas que conocen la economía colombiana ven un rebote promedio de 11,4 puntos porcentuales entre 2020 y 2021”, dijo Carrasquilla.

El ministro explicó que el promedio de esos analistas espera una caída del 6,9 % en 2020 y crecimiento de 4,6 % en 2021. El estimativo del Ministerio de Hacienda para 2020 es muy parecido al de esos analistas: -6,8 %.

Lea también: Goldman Sachs ve caída del PIB de Colombia entre 7 % y 7,5 % en 2020

Sin embargo, el resultado para 2021 sí dista mucho del promedio, pues el Gobierno está esperando un rebote del 5,5 % del PIB.  

“Hay consenso y hay sentimiento de unanimidad sobre la idea de que vamos a tener una recuperación significativa de cara al próximo año y para eso tenemos un plan importante de trabajo mancomunado entre sector privado y público”, complementó Carrasquilla.

Finalmente, Carrasquilla se refirió a lo que se espera sea la necesaria reforma fiscal que ayude a recuperar parte de los recursos que se destinaron para atender la crisis.

Volvió a reiterar que el impuesto de renta equivale a seis puntos del PIB en Colombia (aunque las mayores exenciones llegan por temas de IVA, poco más de ocho puntos del PIB), parecido a América Latina, pero inferior a lo que ocurre en los emergentes. “Por eso es que aumentar los impuestos corporativos es un disparo en el pie”, dijo Carrasquilla.

“Tenemos seis puntos del PIB para ese impuesto, pero muy diferente a lo que pasa en el resto del mundo. Hay espacio para reflexionar en materia de la composición, pues la mayor carga va a las empresas”, concluyó Carrasquilla.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias