¿Qué representa para el usuario la actualización de términos de WhatsApp?

¿Qué representa para el usuario la actualización de términos de WhatsApp?
Zoom-Whatsapp-Foto-La-Agencia-De-Hoy

Los clientes del servicio de mensajería tienen hasta el ocho de febrero de 2021 para aceptar las nuevas condiciones y políticas de privacidad. De lo contrario, no podrán seguir usándola.

Seguramente a estas alturas muchos ya han aceptado los nuevos términos y políticas de privacidad sin saber en realidad de qué se trataba o el impacto en la privacidad de sus datos. Otros, incluso, han decidido pasarse a Telegram y empezar a abandonar el mensajero verdad.

-Publicidad-

¿Por qué tanto ruido con esta nueva actualización de la política? Para explicarlo brevemente, con la aceptación de esta actualización de condiciones y política de privacidad (obligatoria a partir del 8 de febrero), permitirás que tus datos de WhatsApp se compartan con el resto de los servicios de Facebook, lo cual era opcional hace unos años atrás donde el usuario podía decidir directamente qué compartía y qué no entre las empresas de Facebook.

Los usuarios están hablando mucho de este tema tan controvertido, ya que si no aceptan esta actualización, no podrán continuar utilizando la aplicación. En estos últimos días se han escrito varios artículos sobre esto dando algunos detalles, por lo que decidimos enfocar esta entrada a cuáles son las alternativas que tenemos ante las manifiestas intenciones de Facebook sobre utilizar nuestros datos.

Consideraciones sobre la aceptación de los nuevos términos y condiciones

Nos interesa analizar qué sucederá con los usuarios que aceptaron estos nuevos términos por error y que hora quieren revocar esta aceptación, aunque esto implique que el 8 de febrero de este año deberán dejar de utilizar la plataforma si no están de acuerdo. ¿Podrán hacerlo? ¿Existe algún lugar donde se puede revocar esta aceptación? La respuesta es simplemente NO.

Recomendado: Mensajes que se autodestruyen, la última opción de Whatsapp

De todos modos, nos planteamos verificar algunas acciones que podrían intentar ejecutar los usuarios para revertir está aceptación “inconsciente”, sobre todo tras de leer tantos artículos o mensajes en Twitter sobre el tema. Decidimos comenzar con la más obvia: buscar una opción en las configuraciones de la cuenta, claro que no hay tal opción.

La segunda opción que pensamos fue más dura: eliminar el usuario para posteriormente crearlo nuevamente o incluso cargar otro usuario en la aplicación y ver si nos aparecía nuevamente el cartel de aceptación de la política. Sin embargo, al ejecutar WhatsApp, la aplicación toma la última actualización (versión 2.20.206.24) dando por aceptada la nueva política.

Siendo más incisivos, la tercera opción que tiene el usuario es desinstalar la aplicación por completo y reinstalar todo con versiones anteriores desde la tienda oficial. Pero al realizar este procedimiento, verificamos que no es posible la instalación de una versión anterior ya que no se encuentra disponible como una alternativa de manera oficial (claro que, si ya contamos con el instalador de una versión previa descargado o lo descargamos de una tienda no oficial (lo cual no recomendamos), si podríamos instalar otra versión con la política previa).

Otros detalles

Es interesante también resaltar que para la comunidad europea, la nueva política de privacidad no aplica completamente (sic), generando una política exclusiva para los usuarios residentes en esta zona del mundo y esto es debido a la normativa GDPR, que impide, tanto a Facebook como a cualquier otra empresa, compartir los datos de sus usuarios con sus otras empresas o que se utilicen para diversos intereses sin la aprobación explicita y clara del usuario.  Gracias a esto, los usuarios de WhatsApp en la comunidad europea tienen ganada por ahora esa batalla por su el control de su privacidad.

En resumen, podemos decir que los usuarios de WhatsApp que ya aceptaron la política de privacidad sin leer o tener en cuenta lo que implicaba para el manejo de sus datos, solo tienen dos opciones:

Eliminar la cuenta y dejar de utilizar este servicio de mensajería migrando a otro de los muchos servicios similares que han surgido en los últimos años. Para quienes opten por esta opción pueden seleccionar entre varios servicios que han tomado fuerza últimamente.

Continuar con el uso de este servicio teniendo en cuenta que no es posible retractarse de la nueva política de privacidad y aceptando que sus datos van a ser compartidos entre todas las empresas de Facebook, para fines que según se indican en la política tienen como objetivo “operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar nuestros servicios”.

*Con información de Carlos Ávila y Diego Espitia, tomada del blog de Telefónica

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -