Cinco cosas que pasarán mágicamente, si deja de usar tanto Facebook en 2021

Cinco cosas que pasarán mágicamente, si deja de usar tanto Facebook en 2021

Es cierto que en el aislamiento las redes sociales como Facebook fueron un oasis para ver al pasar el tiempo, para recordar algunas viejas amistades o echar un vistazo a lo que pasó hace seis o 10 años.

Pero llegada la noche, la ‘manía’ de pasar por la pantalla se volvió una obsesión y más que todo, por el tiempo de navegación en Facebook, la compañía fundada por Mark Zuckerberg, que además es propietaria de las otras dos poderosas redes sociales: Instagram y WhatsApp.

Colombia es una potencia mundial en redes sociales, pues según el Global Web Index, ocupa el tercer lugar en el ranking global de países donde los usuarios pasan más tiempo en las redes sociales, con un promedio de 3,36 horas diarias de navegación, de acuerdo con datos de 2019.

¿Qué podría pasar si ese tiempo fuera destinado más en otras actividades? Es la pregunta que plantea BusinessInsider.com en un artículo donde destacó las cinco cosas más notorias que pasarán al momento de dejar de usar Facebook. Si todavía no tiene sus propósitos de 2021, este sería uno muy bueno para empezar, ya que puede ser que conecte con los demás.

#1. Mejorará la autoestima

Foto: Pixabay

Siempre que pasa por Facebook es inevitable compararse con los que están más delgados, viajan mucho o tienen una armoniosa vida en pareja. La ciencia ya ha empezado a ahondar más en este asunto y describe qué es lo que esta y otras redes sociales comienzan a hacer en la psique. Uno de los primeros resultados es que el exagerado uso de Facebook está vinculado a síntomas depresivos.

Si deja de usar esta plataforma, parcial o completamente, empezará a sentir mejores ‘vibras’ alrededor de usted mismo. No vivirá pendiente de lo que hacen los demás y definitivamente empezará a sentirse más feliz.

#2. Redescubrirá las amistades que realmente importan

Foto: Pixabay

¿Ya sabe cuántas personas que usted tiene en Facebook realmente lo llaman por su cumpleaños o simplemente escriben para saber cómo está de salud? Si de 300 contactos realmente usted tiene comunicación con 3, es momento de plantear esa relación con Facebook.

Al dejar de lado Facebook realmente usted está decidiendo cómo quiere pasar su tiempo ¿Va a pelear con desconocidos que tienen diferentes creencias políticas? ¿O acaso no es mejor quedar con alguien para un reencuentro en un café y actualizar qué ha sido de la vida de ambos en estos tiempos tan raros?

Recomendado: Facebook e Instagram bloquean, indefinidamente, cuentas oficiales de Donald Trump

#3. Recuperará el control de su vida privada

Contar en detalle lo que pasa en su vida privada puede llevar a que personas del trabajo se presenten como más interesados de la cuenta por lo que pasa con usted, dejándole esa sensación como vacía de si fue una preocupación genuina o solo alguien que está buscando saber ‘cuál es el chisme’.

Abandone Facebook por este año para que aprenda de los pequeños momentos de la vida sin necesitar la validación de alguien extraño para saber qué hizo o que sea de conocimiento de todo el mundo.

#4. Reconducirá el futuro

La ciencia no ha empezado a estudiar el impacto de Facebook en la nostalgia hasta hace poco.

Si se piensa un poco al respecto, la conexión entre Facebook y nostalgia tiene sentido. Sin ir más lejos, la red social desde hace unos años suelta toda una señora efeméride cuando abres el muro por primera vez en un día. Fantasmas del pasado como exparejas, familiares recientemente fallecidos, logros que de repente parecen oxidados… emergen como sombras digitales que susurran que cualquier tiempo pasado siempre será mejor que el ahora.

Un estudio reciente titulado Los viejos tiempos: Una observación de la nostalgia en posts de Facebook, a cargo del departamento de Datos Científicos de la Universidad de Washington, explica que esta obsesión de FB por el pasado acaba activando la melancolía en su formato más negativo.

La melancolía clínica es una señal de disconformidad sobre el presente, una disconformidad normalmente irracional, pero la mente la vive como si fuera lógica y dolorosa. Aparece cuando se vanagloria el pasado de una forma desmesurada, obviando las partes negativas que tenía.

“Algunos mensajes de Facebook debaten sobre el pasado, se compara el pasado con el presente, tanto vidas individuales como el estado de la nación y la sociedad”.

“Los mensajes nostálgicos suelen ser más emocionales así que con más frecuencia reflejan emociones, tanto positivas como negativas, invocando el factor más agrío y profundo de la nostalgia”.

Una obsesión hacia un pasado que parece ser mejor paraliza. Invoca la desazón y la sensación de futilidad. En cambio, si deja de lado Facebook, acabará con estos fantasmas ya añejos y  resultará más fácil descubrir que lo mejor siempre, siempre, siempre está por llegar, y que su llegada depende única y exclusivamente de que te pongas manos a la obra.

#5. Terminará las cosas que se proponga

Foto: Pixabay

Sin darse cuenta, usted se ha convertido en una máquina de procrastinación: siempre que va a empezar algo, primero abre Facebook en su celular y sin percibirlo, dejará que el tiempo pase y dirá ‘oh, se me ha hecho tarde para equis cosa, lo haré después’.

La escritora Jessica Brody autora del libro ‘¡Salva al Gato!, Escribe una novela’, para autores que están iniciando, siempre inicia por el mismo consejo: instale una aplicación que bloquee las redes sociales.

Si usted dejas Facebook, por un tiempo o para siempre, es posible que acabe encontrando otra forma de procrastinar. Pero al menos habrás terminado con una de sus raíces más insidiosas.

No en vano un estudio reciente decidió crear un nuevo término que ahondar en la capacidad de FB de hacerte perder tiempo: ‘Facebocrastination’ (vía Psychology Today). 

El estudio, a cargo de investigadores del Departamento de Comunicación de la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz (Alemania), concluye que la aparición de las redes sociales ha debilitado el autocontrol de mucha gente, en especial de gente joven que casi ha nacido con Facebook.

Durante las pruebas, los investigadores descubrieron que mucha gente utiliza la red social no porque quiera usarla si no para huir de la incertidumbre, ansiedad, aburrimiento… que se genera en la antesala de ponerse a trabajar.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias