S&P: Recuperarse de pandemia y sostener crecimiento será más difícil para América Latina

S&P: Recuperarse de pandemia y sostener crecimiento será más difícil para América Latina
Foto: Archivo Valora Analitik

S&P Global Ratings entregó un nuevo análisis sobre el comportamiento económico de los países de América Latina en el marco de la segunda ola de coronavirus. Para la firma, el trabajo de la región será todavía más complejo y la recuperación será difícil.

Explica la firma que la falta de acuerdos para la llegada de vacunas y el hecho de que se acabe el margen de maniobra para atender a la población más vulnerable por la pandemia hace que las economías de América Latina se enfrenten a un panorama más complejo.

Todavía así, dijo S&P, hay perspectivas estables para la mayoría de los soberanos, con perspectivas negativas para nueve países (donde se incluye a Colombia) y ninguna perspectiva positiva.

“Excluyendo Canadá y EE.UU., la calificación crediticia promedio de los soberanos en el américas se ha deteriorado durante el último año entre ‘BB’ y ‘BB-‘ (la calificación soberana promedio ponderada por el PIB se ha mantenido estable en alrededor de ‘BB’)”, recalca S&P.

Lo que sí ve S&P en el corto y mediano plazo es que hay variables que podrían ser un respiro para los países de la región: déficits de cuenta corriente pequeños y “manejables”, tipos de cambio flexibles, remesas en crecimiento, estabilidad monetaria, inflación baja, política monetaria anticíclica y un sistema financiero resiliente.

En vía de desarrollo

Ahora, cuando se hace el foco en lo que podría ocurrir con las economías emergentes (donde también se cuenta a Colombia), la calificadora recordó que, de momento, los 53 países que mide en ese conjunto tienen perspectivas negativas.

Lo anterior, entendiendo que hay todavía incertidumbres complejas sobre cómo se dará la recuperación económica en 2021.

Aunque llama la atención S&P en el hecho de que, desde la segunda mitad de 2020, se ha producido una recuperación de las entradas de capital en los mercados emergentes, “y el optimismo con respecto al crecimiento global para 2021 ha hecho subir los precios de las materias primas, incluido el petróleo”.

Todavía hay escenarios de riesgo que pueden ser un palo en rueda para estos países. La proyección de S&P sobre la caída conjunta de estos emergentes da cuenta de una contracción del 4,5 % del PIB de 2020.

“Los desequilibrios fiscales son anteriores a la pandemia en muchos casos. Entre finales del año pasado y 2023, ocho soberanos del grupo de los emergentes (Omán, Sudáfrica, Irak, Arabia Saudita, Bahréin, Polonia, Kazajstán y Rumania) necesitarían consolidar sus cuentas fiscales en más de seis puntos del PIB solo para estabilizar la deuda. En el caso de Omán y Sudáfrica, la cifra es el doble”, explica S&P.

Para el caso de Colombia, la agencia dijo que “evaluará de cerca” la propuesta de reforma fiscal que presentará el Gobierno para ver si logra mejorar sus cifras fiscales a niveles prepandemia.

Recomendado: S&P confirma calificación de Colombia; condiciona rebaja a un desempeño pobre “prolongado” en 2021

De ahí que vuelva a hacerse un llamado sobre la urgencia de que estas economías cuenten con planes de ajuste fiscal, así como reformas tributarias que garanticen el recuperar parte de los recursos que se destinaron para atender la emergencia ocasionada por el coronavirus.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias