S&P confirma calificación de Colombia; condiciona rebaja a un desempeño pobre “prolongado” en 2021

Foto: Archivo Valora Analitik

La agencia de calificaciones S&P Global Ratings acaba de mantener la calificación de BBB- con perspectiva negativa para Colombia. Sin embargo, condiciona a un desempeño pobre y prolongado, durante 2021, un ajuste a la baja en la calificación del país.

El diagnóstico también tiene en cuenta que Colombia pueda llevar a cabo un ajuste fiscal adecuado que sirva para aliviar la creciente deuda desencadenada por la crisis del coronavirus.

S&P entonces confirma que la deuda del Gobierno General pueda llegar al 60 % del Producto Interno Bruto (PIB) de cara a cierre de 2020, dato significativamente más alto que el 44 % que se dio durante el año inmediatamente anterior.

“Una carga de deuda persistentemente más alta aumentaría la vulnerabilidad de Colombia a los choques externos adversos que podrían empeorar su posición de liquidez externa”, dice S&P.

Abre la puerta la agencia a que se podría revisar la perspectiva a estable entre los 12 y 18 próximos meses siempre y cuando el Gobierno tome medidas para estabilizar la economía, mantenga la perspectiva de crecimiento del PIB y cuente con una política fiscal sólida.

“En tal escenario, el reciente aumento de la carga de la deuda soberana se estabilizaría y luego se reduciría para menguar el reciente deterioro de las finanzas públicas y contener los riesgos para la liquidez externa”, explica S&P.

De momento la agencia sigue viendo que Colombia cuenta con una democracia estable e instituciones políticas que han mantenido políticas económicas acorde a las nuevas necesidades de la crisis financiera.

Lea también: Corficolombiana: Por ahora, Fitch y S&P, mantendrían calificación de Colombia

Por lo anterior, S&P espera que Colombia mantenga “un pragmatismo continuo en las políticas económicas” que salen tanto del Congreso como del poder ejecutivo.

Recalca la calificación de S&P que “la perspectiva de una consolidación fiscal efectiva después de que la pandemia retroceda es incierta a pesar del compromiso del Gobierno con la reforma fiscal y otras medidas presupuestarias”.

Escenarios macro:

De otro lado, S&P entregó sus pronósticos macroeconómicos para Colombia de cara a los próximo tres años. Para la agencia calificadora el Producto Interno Bruto (PIB) del país caerá 8 % en 2020, pero rebotará 5,5 % para cuando se termine 2021.

La senda de crecimiento económico se desacelerará, según la firma, a un 4,6 % para 2022, y luego llegará al 3,8 % una vez finalice 2023.

El balance de cuenta corriente acabará 2020 en un -3,9 %, se profundizará hasta el -4,1 % en 2021, y volverá a estabilizarse en el -3,9 % y -3,8 % para 2022 y 2023, respectivamente.

Recomendado: Gobierno de Colombia abre la puerta para que caída del PIB a cierre de 2020 sea más del 5,5

Uno de los indicadores fundamentales para S&P tiene que ver con cómo se moverán las tasas de desempleo, variable esencial para el análisis macro de Colombia y una eventual revisión a la baja de la calificación del país.

En ese sentido, S&P prevé que en 2020 el indicador cerrará en 15,4 %, cifra superior al 14 % que esperan desde el Gobierno Nacional. La tasa de desempleo, desde 2021, empezaría a reducirse levemente al 14,5 %, 13,6 % y llegaría al 12,7 % en 2023.

Lo anterior quiere decir que Colombia no podría alcanzar niveles de un dígito de desempleo en el mediano plazo, que es una de las metas que tiene el Gobierno Nacional. La idea, según el presidente Iván Duque, es alcanzar, lo más pronto, los niveles de prepandemia.

El informe completo de S&P Global Ratings en su versión original en inglés se puede descargar aquí.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias