Corficolombiana: Por ahora, Fitch y S&P, mantendrían calificación de Colombia

Corficolombiana dio a conocer que sostuvo encuentros con dos de las calificadoras más importantes (S&P y Fitch Ratings). Una de las grandes conclusiones es que las dos agencias consideran que los indicadores macroeconómicos de Colombia son peores a los del promedio de países con grado de inversión.

Explica Corficolombiana que las agencias hacen especial énfasis en los datos fiscales y de cuentas externas, porque las condiciones del país, cuando arrancó la pandemia, ya eran débiles, con una deuda pública neta del 50,6 % del Producto Interno Bruto de 2019 (PIB), dato que era nueve puntos porcentuales superior a la mediana de economías con calificación BBB-.

Mismo escenario se daba para el dato de cuenta corriente (4,3 % del PIB en 2019). Hacen énfasis las agencias en que, con la llegada de la pandemia, la deuda de Colombia aumentará cerca de 15 puntos porcentuales, mientras que los países con calificación similar tendrían un incremento de 10 puntos porcentuales.

A pesar de ese escenario macro, destaca Corficolombiana que, en su conversación con S&P y Fitch, las calificadoras destacan el compromiso del Gobierno Nacional por liderar una reforma fiscal “contra tiempo”.

“Las reuniones nos dejan la sensación de que ambas agencias optarían por mantener (por ahora) la calificación BBB- del país con perspectiva negativa (…) El compromiso de ajuste fiscal es un elemento que no está presente en otros países y parece reforzar la confianza de las agencias en el manejo macroeconómico de Colombia respecto a sus pares”, dice Corficolombiana.

Lea también: Exclusivo | Calificadoras iniciaron reuniones en Colombia

Bajo ese panorama, S&P, dice Corficolombiana, esperaría hasta marzo para pronunciarse. Lo que quiere la agencia es tener un escenario claro en donde se evidencie el comportamiento de la deuda colombiana a mediano plazo y la tendencia débil del crecimiento económico.

S&P tiene dudas respecto a la aprobación de una eventual reforma tributaria que busque recaudar 2 % del PIB y la efectividad de la factura electrónica, así como la enajenación de activos por $12 billones.

Todavía con esas condicionales, “(la agencia) espera que el país logre estabilizar la deuda en niveles de países BBB-. La agencia no dio una fecha específica sobre cuando anunciaría su decisión, pero afirmó que puede hacerlo hasta 12 meses después del último pronunciamiento, es decir, podría esperar hasta marzo de 2021”.

Prevé S&P que la deuda pública del país podría aumentar en cerca de 16 puntos porcentuales, entre 2019 y 2020, lo que reduciría considerablemente el espacio para el estímulo fiscal. Pero también hay riesgos por un mayor gasto público.

“Por el lado de la actividad económica, espera una contracción de 8 % en 2020 y un crecimiento de 5,5 % en 2021, aunque la capacidad de largo plazo se podría ver afectada por la lenta implementación del proceso de paz –que antes de la pandemia estaba favoreciendo el turismo–”, explica Corficolombiana.

De otro lado, Fitch se pronunciará este año, en noviembre. La calificadora espera que la deuda pública alcance el pico durante el próximo año. De acuerdo con estimaciones de Fitch, ese dato pasaría del 54 % del PIB en 2019 al 60 % en 2020.

Recomendado: MinHacienda de Colombia: esta crisis es la oportunidad para que las agencias calificadoras recuperen credibilidad

“A Fitch le preocupa especialmente la posición fiscal de Colombia en 2022 y, al igual que S&P, considera que la incertidumbre política es alta. En materia de actividad económica, Fitch espera que el PIB se contraiga 6,9 % en 2020 y aumente 4,5 % en 2021, por lo cual considera que las proyecciones del Gobierno son muy optimistas y pronto habrá una revisión a la baja”, se confirma en el informe.

Con ese antecedente, Corficolombiana ve una probabilidad “importante” de que esta agencia mantenga el grado de inversión de Colombia en su pronunciamiento de las próximas semanas.

“No obstante, percibimos una posición más crítica que la de S&P y no descartamos que rebaje la calificación del país en el primer semestre de 2021, en caso de que no haya señales más contundentes del Gobierno sobre la reforma tributaria”, concluye el análisis.

Encuentre aquí el informe completo de Corficolombiana.  

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias