1,3 millones de personas dejarían de pagar impuestos por ganancias en Argentina

El presidente de la Cámara de Diputados de Argentina, Sergio Massa, presentó un proyecto de ley para modificar el Impuesto a las Ganancias en ese país, normativa que determina desde qué monto de ingresos mensuales brutos los ciudadanos deben pagar un tributo al Estado por sus entradas de capital.

De salir adelante, casi 1,3 millones de contribuyentes dejarían de pagar el Impuesto a las Ganancias. Ese gravamen representa el 17,9 % de la estructura tributaria del país, según la Subsecretaría de Servicios Públicos.

Hasta ahora la determinación de qué ciudadanos deben cancelar ese tributo se define según el estado civil de la persona, el número de hijos menores de edad que este tiene o si es jubilado o trabajador activo. Además, los montos son variables dependiendo de los gastos que esta argumente ante el Estado.

La iniciativa de Massa, quien encabeza el partido Frente Renovador, busca que el monto mínimo de un salario mensual para imponer ese tributo sea de 150.000 pesos argentinos. De tratarse de un jubilado, la base ascendería a 152.000 pesos argentinos.

Más información Internacional en Valora Analitik

De ser aprobado, ese proyecto de Ley significaría un cambio rotundo en las tributaciones de la Nación, pues en la actualidad los trabajadores solteros que devengan desde 74.810 pesos argentinos deben pagar esa contribución. Además, quienes están casados y tiene hijos menores de edad están obligados a pagar ese impuesto si ganan 98.963 pesos argentinos o más.

Un borrador de la iniciativa revelado por el diario La Nación señala que, de aprobarse esas nuevas medidas, solo el 10 % de los empleados y jubilados pagarían el Impuesto a las Ganancias. Específicamente, quienes perciben mayores ingresos netos.

Ese nuevo piso base para el pago de impuestos impactaría, al menos, a 1.267.000 personas, quienes en su mayoría están ubicadas en Buenos Aries, la capital del país.

La reforma al Impuesto a las Ganancias busca beneficiar a la clase media. Sin embargo, el Estado dejaría de percibir 40.000 millones de pesos argentinos. Pero, dicen los defensores del proyecto, ese monto podría regresar a las arcas nacionales por concepto de impuesto al consumo.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias