Empresas: ¿por qué apostar por lo digital en 2021?

Foto: Pixabay.

Neoris, acelerador digital global, lanzó la tercera edición de su informe anual de tendencias de inteligencia de negocios 2021. El documento analiza el panorama empresarial y de innovación más reciente producto de la crisis sanitaria de Covid-19. Apostar por lo digital es un reto empresarial este año.

También examina los próximos pasos que deben tomar las industrias para garantizar un exitoso 2021. El tema “El desafío después de la nueva normalidad”, se centra en impulsar la disrupción y la digitalización.

El informe analiza el rol de la tecnología para ayudar a las empresas, sociedades y gobiernos a navegar los múltiples desafíos planteados por la pandemia. También da luces sobre cómo adaptarse a los cambios que traerá el 2021 de la mano de la cuarta revolución industrial.

“Después del covid-19, el futuro es de quienes se atrevan a comportarse como empresas tecnológicas”, comenta Martín Méndez, Ceo de Neoris. “2021 es el año para la disrupción. La transformación digital estratégica es ahora fundamental y necesaria para que las organizaciones impulsen su crecimiento”, añadió.

De acuerdo con el informe de Neoris, 2020 sirvió a las empresas para reaccionar a los desafíos que se presentaron. Sin embargo, no es posible operar en las mismas condiciones este año y esperar mejores resultados.

2021 se trata de cómo las compañías pueden transformarse y aprovechar las oportunidades y desafíos en un entorno cambiante. “El 2021 será un año de cosecha digital” comenta Fernando Fronza, VP en Latinoamérica para Neoris.

Destacado: La pandemia aceleró el salto a la digitalización financiera, dice estudio

Por qué apostar por lo digital

De acuerdo con el informe, es importante entender que “modernizar” no es un capricho ejecutivo. Modernizar es construir los rieles que elevarán a la sociedad en su conjunto. Se mejora la oferta educativa, la conectividad, el acceso al trabajo, la oferta de alimentos y medicamentos, entre otros.

Para los gobiernos, la pandemia debe ser un punto de inflexión en la atención al público, agilizando procesos y eliminando trámites presenciales en lo posible. Así le puede apostar a una “digitalización democrática” en la que todos los ciudadanos puedan acceder a servicios del Estado.

Atención clínica en tiempos de distancia social

Como a muchos sectores, esta pandemia obligó a la industria de la salud a reinventarse. Además, encontró la oportunidad que parecía escondida al fondo de la caja de Pandora. Esta había estado siempre al alcance de las manos: el cuidado remoto.

En el futuro, la innovación se centrará en el cuidado del paciente, esté donde esté. Los desafíos se focalizarán en su conocimiento detallado, en el uso de inteligencia artificial para la interpretación de datos y en la conectividad de todos los expertos.

Antes de la pandemia, las personas idealizaban el teletrabajo. ¿Y ahora?

¿Cómo transmitir y mantener la cultura de nuestra organización a gente que nunca pisó nuestra oficina ni estuvo cara a cara con sus compañeros? Si bien es cierto que es necesario el contacto físico, con el trabajo remoto se ha visto una reducción en el ausentismo laboral y la rotación de empleos disminuyó.

Existen ciertas tecnologías que han sido disruptivas y han facilitado que los trabajadores estén conectados de forma remota, como la analítica de datos. Esta permite reducir el tiempo para analizar la información y destinarla así a otros procesos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias