Fincomercio dona kits escolares valorados en $1.560 millones

Fincomercio dona kits escolares valorados en $1.560 millones
Educación en casa Bogotá (Foto Secretaría de Educación)

Una de las mayores cooperativas de ahorro y crédito de Colombia hizo entrega de 13.000 kits escolares a hogares cuyos ingresos fueron afectados por la pandemia.

El 80% de los hogares colombianos registró una reducción de sus ingresos a causa de la pandemia, superior al promedio regional, que fue del 70% según un estudio realizado por la consultora Kantar.

Según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), el 65% de las familias colombianas, compran los útiles de sus hijos en ferias escolares y en las grandes cadenas de supermercados, buscando obtener descuentos para este regreso a clases. Para más noticias sobre el inicio de clases, lea la sección de finanzas personales.

Para el 2020, la tasa de desempleo fue 15,9 %, lo que representó un aumento de 5,4 puntos porcentuales, frente al año 2019 (10,5 %). “Actualmente estoy desempleada. Por eso era tan preocupante no tener como comprar los útiles de mis 2 hijas, sabiendo que regresaban a la escolaridad presencial. Estoy muy agradecida con la cooperativa, por este apoyo que me ofrecieron con la educación de mis hijas en este momento difícil, la verdad los kits escolares de Fincomercio, fueron una bendición” asegura, Yenny Ayala, beneficiaria del programa, ubicada en Bogotá.

Como Yenny, más de 13.000 familias a nivel nacional, han recibido los kits escolares que entrega Fincomercio, una de las cooperativas de ahorro y crédito más grandes del país, que, de esta manera, muestra su firme propósito de estar al lado de miles de niños, padres y abuelos de escasos recursos económicos, cuando más lo necesitan. 

Recomendado: Así será la movilidad en el regreso a clases gradual

“Ser parte del sector solidario nos impulsa a apoyar con hechos y no con palabras a la niñez colombiana en todas las ciudades y municipios del país donde llega nuestro programa de responsabilidad social, que con esta iniciativa puntual, ya cuenta con  8 años de existencia, y con el que hemos llegamos a un acumulado de más de 52 mil kits escolares de alta calidad, entregados a quienes hacer una inversión de $120.000 por hijo, les resulta muy lejano a sus posibilidades, y aún más, con la reducción de ingresos por la pandemia. Año tras año, vamos expandiendo nuestro alcance para enamorar a las familias con el poder transformador de la educación”, afirma Gloria Gutiérrez Subgerente Comercial de Fincomercio.

Los kits escolares tienen un valor comercial individual estimado en $120.000, por lo cual, la donación de este año supera los $1.500 millones. Desde 2013, la cooperativa comenzó con esta iniciativa social, pensando en apoyar a los padres de familia en la etapa escolar de sus hijos, ya que los útiles escolares, es uno de los costos más altos en los que ellos invierten, después del valor de la matrícula.

Esta labor social está alineada al nuevo programa educativo para adultos, que busca cerrar las brechas digitales, que se hacen más evidentes con la pandemia, y que, en apenas en 4 meses de existencia, ha llegado a 3.500 colombianos, en favor de la formación sin límite de edad, y apoyando a la inclusión.

Un kit escolar, bien pensado

“Un día escuché sobre las inscripciones para la entrega de los kits escolares y pensé en mis dos nietas de 10 y 14 años, por eso me postulé. Para mi sorpresa me citaron para la entrega de los kits y fue muy gratificante ver la calidad de los útiles escolares. Estoy muy agradecida con Fincomercio, por aportar a la educación de mi familia”, asegura Leticia Zoracipa, ubicada en Sopó, Cundinamarca.

Los expertos señalan que el ingreso al año escolar, tiene un impacto emocional profundo en los niños, y más este 2021, ya que vienen de estudiar durante 10 meses de manera remota, ya sea en alternancia o en la presencialidad, lo que indica, que este año es aún más significativo, debido a que los útiles escolares, además, de ayudar al desempeño académico, también son fuente de motivación y de diversas emociones, conforme al estado en que estos se encuentren. “Para nosotros es muy importante que el kit sea de alta calidad y agradable, para darles no solo un insumo práctico, sino generar felicidad en los niños. Así, que siempre cuidamos los detalles, las marcas de los productos, y la esencia de los fabricantes, por ello el kit tiene un morral resistente, cuadernos llamativos, esferos, colores, plumones, lápices, regla, témperas, diccionario, cartuchera, kit geométrico, etc, y por supuesto, vamos haciendo adaptaciones, según el grado al que ingresa el niño o adolescente, los cuales se encuentran desde primero de primaria hasta y 11° grado”, agrega Gutiérrez.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias