Fitch Ratings ya tiene en la mira impacto de transiciones energéticas 

FOTO: Archivo

Han sido varios los anuncios de compañías del sector petrolero que se han visto motivadas a hacer la transición al negocio de energías limpias o renovables (como la intención de compra de Ecopetrol a ISA). Pues bien, Fitch Ratings entregó un nuevo comentario sobre el impacto de estas decisiones.  

La calificadora dijo que, ante el sostenido cambio de demandas de varios segmentos, ya se están empezando a revisar cuáles pueden ser los impactos, en el mediano plazo, de un mundo que demande cada vez menos materiales como el petróleo.  

De acuerdo con Fitch, sus calificaciones ya tienen en cuenta el impacto a mediano plazo de la transición en la demanda y los precios, y cambios más inmediatos en las operaciones y las decisiones de inversión. 

“Nuestro enfoque reconoce sólidos registros de adaptación al cambio, incluida una notable resistencia a dos fuertes contracciones de precios en los últimos cinco años”, dice la firma.  

Advierte el comentario de Fitch que, sin embargo, hay una serie de empresas que todavía no se ajustan a las nuevas exigencias del mercado, que llegan por el cambio de demanda y consumo, y que solo aquellas que hacen la transición escalonada y más rápidamente son incluso más resistentes a la volatilidad en los precios de los materiales.  

“La mayoría de los cambios comerciales deberían ser graduales, dadas las incertidumbres de tiempo para la descarbonización y nuestras expectativas de que las empresas petroleras seguirán siendo fuertes generadores de efectivo durante la próxima década”, dice Fitch Ratings. 

Según datos entregados por Fitch, hay además una oportunidad de negocio que, bien aprovechada, puede ser la oportunidad tanto para empresas consolidadas, como para las que están en vía de desarrollo.  

Dice la calificadora que, en el caso de los automóviles, los particulares deben reemplazar 1.200 millones de vehículos, con una vida útil de 20 años. 

“Nuestras proyecciones a nivel de emisor de tres a cinco años consideran características de descarbonización que podrían afectar los perfiles crediticios”, concluye Fitch Ratings. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias