Piden a Creg que fije tope de precio a gas licuado de petróleo, GLP

Piden a Creg que fije tope de precio a gas licuado de petróleo, GLP

La Asociación Colombiana del GLP, Gasnova, compra el combustible a Ecopetrol, que tiene posición dominante al distribuir el 90 % del GLP en Colombia.

El inusitado aumento de 30 % en el valor del gas licuado de petróleo (propano y butano) o GLP, en el interior del país o 37 % en el precio en la costa atlántica no solo tiene preocupados a los hogares sino también a los distribuidores asociados en Gasnova. Mientras el precio por kilo de GLP en la costa atlántica valía $1.170 en diciembre de 2020, llegó a $1.606 en enero de 2021, con un incremento de $436. En el interior del país, el kilo de GLP costaba a finales de 2020 $951 y ahora está en $1.228, un aumento de $277.

Por eso, el presidente de Gasnova, Alejandro Martínez Villegas, solicitó a la Comisión de Regulación de Energía y Gas, Creg, considerar la posibilidad de ponerle un techo al precio regulado del GLP de Ecopetrol, que suministra el 90 % de la oferta nacional de este combustible. “No sabemos con certeza qué pasará con el precio del GLP y por eso vamos a proponer a la Creg que ponga un techo para proteger a los usuarios de este combustible”, dijo Martínez.

Recomendado: Consumo de gas licuado de petróleo en Colombia registró crecimiento histórico

Un combustible con alta demanda

El GLP llega a 12 millones de personas (3,4 millones de hogares) en Colombia y tiene presencia en 1050 municipios del país (95% de cobertura). El 71% del total de las ventas de GLP corresponde al sector residencial, indicó Gasnova: 17% industrial, 7% comercial, 5% otros. Además, el 22% de las familias en Colombia utiliza este energético para cocción en Colombia y es segundo combustible más utilizado para cocinar.

Su precio en las últimas semanas arrastra la coyuntura internacional donde por el crudo invierno en Estados Unidos, especialmente en Texas, ha llevado al aumento de la demanda interna, encareciendo su valor en los mercados globales. También se ha presentado un aumento de la demanda china en el sector petroquímico para la producción de polipropileno. Se le suman aumentos en costos de transporte (fletes) por problemas logísticos en el Golfo de México y en el Canal de Panamá.

El Colombia, además de sentir el impacto por el incremento del GLP en dólares, se le suma que la tasa de cambio subió entre diciembre y enero. En diciembre estaba en $3.432 pesos por dólar y en enero aumentó a $3.559. Eso forzó a que el precio del GLP creciera 10 % adicional.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias