Este es el escenario “explosivo” de deuda que ve el Gobierno de Colombia 

Foto: Life afar

Son varios los retos a los que se enfrenta el Gobierno de Colombia para mantener la sostenibilidad fiscal a flote luego de la peor crisis económica de la que se tenga registro.  

El reciente Plan Financiero presentado por el Ministerio de Hacienda de Colombia da cuenta del escenario “explosivo” que se materializa para la deuda del Gobierno Nacional Central.  

-Publicidad-

Se lee en el documento que el esfuerzo fiscal asumido para atender los efectos propios de la pandemia del Covid-19 va a seguir pasando factura el próximo año.  

Dice el documento que, si bien Colombia seguirá asumiendo un plan expansivo para atender las principales emergencias de la pandemia, es necesario hacer un ajuste fiscal desde 2022.  

Ese ajuste consiste en un incremento en el balance primario, “que asegure que a futuro se reduzcan el déficit fiscal y los niveles de endeudamiento público”. 

Para el Gobierno urge el hecho de que en el mediano plazo los niveles de endeudamiento retornen a números “prudentes”.  

Advierte el Ministerio de Hacienda que si bien los niveles de endeudamiento público no comprometen la sostenibilidad fiscal, “estos se encuentran relativamente próximos a los que se estima que se puede empezar a comprometer la solvencia del Estado”.  

Lo anterior quiere decir que una deuda bruta del Gobierno Nacional Central superior al 70 % del PIB, empieza a aumentar de forma sustancial la probabilidad de que la deuda pública “entre en una senda explosiva”.  

Y añade el Plan Financiero que, en estas circunstancias, se llegaría a un escenario de insostenibilidad en las finanzas públicas. 

Esto es sustancialmente importante porque básicamente va a ser piedra angular para que las calificadoras externas sepan si Colombia tiene capacidad de pago y tiene solvencia para brindar un ambiente macroeconómico estable.  

Hay que tener en cuenta que el Gobierno colombiano considera que la deuda bruta del Gobierno Nacional Central aumentaría 15 puntos porcentuales del PIB entre 2019 y 2021.  

Establece el Plan Financiero de 2021 que el objetivo es implementar ajustes en los ingresos y gastos fiscales que logren aumentar en al menos 1,5 puntos porcentuales del PIB el balance primario.  

“Este ajuste en el balance primario, junto con la plena implementación de la factura electrónica por parte de la Dian, lograrán reducir la deuda bruta del Gobierno Nacional Central a niveles inferiores al 60 % del PIB a 2031”, concluye el Gobierno. 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -