Colombia lanzó Plan Financiero 2021: aumentará recaudo y deuda del Gobierno 

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda de Colombia. Foto: Tomada del Twitter de MinHacienda.

El Ministerio de Hacienda de Colombia entregó el Plan Financiero correspondiente a 2021.  

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, dijo que mantiene su previsión de rebote del PIB de Colombia en 5 %, aunque, con respecto al Marco Fiscal de Mediano Plazo, que se presentó en junio de 2020, hay una previsión menor, pues se esperaba un rebote del 6 %.  

-Publicidad-

Los supuestos macroeconómicos del Ministerio de Hacienda de Colombia dan cuenta de que la tasa de cambio será de $3.466, una reducción sustancial desde los $3.747 que decía el Marco Fiscal de Mediano Plazo.  

El Gobierno está haciendo cuentas con un barril de petróleo que es de US$53. Dijo Carrasquilla que, en vista de un mercado petrolero más demandado y en reactivación, se hacen cuentas con un barril Brent más costoso.  

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el precio de petróleo, de momento, supera niveles de los US$65 y varios agentes internacionales fijan que ese precio estará arriba de los US$63.  

El Gobierno, de otro lado, ahora ve una inflación menor a la que había previsto en el Marco Fiscal de Mediano Plazo: pasando del 3 % al 2,4 %, que incluso está abajo de la meta que tiene el Banco de la República.  

Alberto Carrasquilla aseguró que, si bien Colombia va a seguir enfrentándose al reto de financiar deuda y la atención a la población más vulnerable por cuenta de la crisis de la pandemia, habrá mejores ingresos en el recaudo tributario.  

Este Plan Financiero prevé entonces que el recaudo tributario bruto crezca desde los $146,2 billones de 2020 a $161,2 billones a cierre de 2021.  

Mientras que el recaudo neto subirá desde $130,5 billones de 2020 a $147,2 billones en 2021.  

Los mayores ingresos llegarán desde la retención al impuesto de renta, que se espera sean hasta $60,2 billones; mientras que el IVA aportará $44,3 billones. 

Otros supuestos:  

De otro lado, Carrasquilla confirmó que el déficit fiscal del país va a ser del 8,6 % a cierre de 2021, distinto al 5,1 % del Marco Fiscal de Mediano Plazo. Lo anterior, dijo Carrasquilla, se debe a que los gastos de la emergencia, inversión y funcionamiento se llevaron más recursos de lo esperado.  

Con todo esto, el Gobierno ve entonces que, el déficit a financiar de parte del Gobierno, serán $94,6 billones en usos. Cifra que sufre significativamente desde los $57,7 billones que decía el Marco Fiscal.  

Del total del déficit para 2021, $26,3 billones serán por intereses internos, mientras que por intereses externos serían cerca de $10,45 billones. Las amortizaciones serán $18,6 billones y el pago de obligaciones se llevará $8,5 billones.  

Del lado de las fuentes, los desembolsos van a sumar $90,4 billones (frente a los $64,2 billones del Marco Fiscal), unos $35,1billones corresponden a externos y $55 billones a desembolsos internos.  

De estas, las subastas y sindicaciones representarán $40 billones, mientras que los Títulos de Tesorería Verdes serán cerca de $2 billones.  

Con todo lo anterior, la deuda bruta del Gobierno Nacional Central, como porcentaje del PIB, se ubicaría alrededor de 65 % del PIB entre 2020 y 2021.  

Ahora, sobre el Gobierno General, se espera que la deuda consolidada suba al 60 % del PIB, frente al 59,8 % que se dio a cierre del año pasado.  

Lo anterior se basa en el hecho de que el déficit del Gobierno General para 2021 crecerá en 1,2 puntos porcentuales del PIB, mientras que el balance primario se deteriorará 0,7 puntos porcentuales del PIB.  

Se espera entonces que el déficit, como proporción del PIB, será de -8,3 %, en comparación con el -7 % que se dio a cierre del año pasado.  

Bajo este panorama, el Gobierno dijo que va a seguir de cerca lo que ocurra con el comportamiento de posibles nuevas olas de Covid-19 en el futuro más cercano.  

Dijo Carrasquilla que el Gobierno “está comprometido en implementar un ajuste fiscal de por lo menos 1,5 puntos porcentuales del PIB a partir de 2022, una vez pasen los efectos más fuertes de la pandemia sobre la actividad económica”.  

Justamente el funcionario agregó que uno de los insumos más importantes, las recomendaciones de los expertos sobre las exenciones tributarias, se van a conocer el próximo 17 de marzo.  

La meta del Gobierno es que este ajuste, junto con la plena implementación de la factura electrónica y la modernización de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), lograrán que la deuda bruta del Gobierno Nacional Central llegue a niveles inferiores a 60 % del PIB en 2031.  

Finalmente, Carrasquilla se refirió a otras iniciativas que se espera sumen a la cartera del país durante este año. Un punto importante tuvo que ver con posibles nuevas enajenaciones.  

El Ministerio de Hacienda, de momento, no tiene en mente llevar a cabo nuevos planes en ese sentido, mencionó Carrasquilla que las energías están puestas para sacar adelante el negocio con ISA y Ecopetrol.  

“Hay acciones en 170 empresas, van surdiendo interesados en que miremos hacer las transacciones, pero como política estratégica no se contempla de momento”, concluyó el funcionario.  

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -