Sector confección en Colombia pide autorización para despidos masivos

Sector de confecciones y textiles. Archivo.
Sector de confecciones y textiles. Archivo.

Un gran número de empresarios del gremio están de acuerdo en que no podrán sostener la nómina de los operarios ante las precarias medidas del Ministro de Comercio actual, José Manuel Restrepo Abondano.

Ante este panorama la CCC&A solicitará al Congreso de la República que tramite una ley, la cual fije impuestos a la importación de ropa con destinación específica. El borrador del decreto arancelario para el sector textil y confecciones fue modificado, para establecer un arancel del 40 % a prendas de vestir de US$10 dólares o menos; y del 15 % más US$1,5 por kilo si el valor de la importación es mayor a US$10.

Para la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCC&A) esta es la peor noticia de este año y no es más que una burla para esta importante industria que le aporta al país más de 8 % del PIB y el 21 % del empleo industrial colombiano. Vea más información en Empresas.

“Lo que el ministro busca con este borrador de decreto es sacar un paraguas para no salir por la puerta de atrás, porque este no fue el acuerdo al que se llegó con él. La propuesta arancelaria resulta insuficiente para contrarrestar la pérdida de empleos que tiene el sector”, señala Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de Confección y Afines.

Recomendado: Más de 1.200 citas de negocios se hicieron en rueda de Moda y Confección de Econexia

Para el vocero, es por eso que un gran número de empresarios ha solicitado que el Ministerio de Trabajo les autorice realizar despidos masivos, teniendo en cuenta que hoy no es posible mantener estos operarios y que la política del actual Ministro de Comercio, José Manuel Restrepo Abondano, no es beneficiar la mano de obra nacional, sino las importaciones.

Ante este panorama, el gremio solicitará al Congreso de la República que tramite una ley, la cual fije impuestos a la importación de ropa con destinación específica. Desde antes de la pandemia, la Cámara de la Confección y Afines ya había alertado acerca del complejo panorama del sector por cuenta de factores como la informalidad, con una cifra del 74,2 %. Sumado a lo anterior, una vez llegó el virus la situación se tornó mucho más dramática con la pérdida de 120 mil empleos.

Ante este escenario, esperaban por parte del Ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo Abondano, acciones eficientes para contrarrestar el duro golpe a los trabajadores colombianos.

“El sector requiere de medidas que permitan cambios estructurales y que contribuyan a la generación de empleo y el crecimiento de la competitividad de los empresarios”, concluye Camilo Rodríguez.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias