¿Cómo protegerán los estados sudamericanos la reserva natural del Amazonas?

En la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) 2021, en el encuentro ‘Desarrollo Sostenible de la Región Amazónica’, se hizo el lanzamiento del Pacto Leticia por la Amazonía en el que los líderes del sector privado y público presentan una visión conjunta para atraer inversiones más sostenibles a la región de la Amazonía. Vea más información en Política.

En el evento, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Claver-Carone, anunció un crédito por US$20 millones para el fomento del desarrollo económico inclusivo y sostenible de la Amazonia.

-Publicidad-

“Hoy tengo el placer de anticiparles que el BID está dispuesto a comprometer US$20 millones de capital ordinario del Banco como capital semilla para esta iniciativa”, aseguró el directivo.

Claver-Carone señaló además que la decisión se da en respuesta a la petición realizada por los países amazónicos durante la reciente firma del Pacto de Leticia.

Entre tanto, el conversatorio contó también con la participación de los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Brasil, Jair Bolsonaro.

“El desarrollo sostenible y el fin de prácticas ilegales depende de agregar valor a la economía amazónica y la mejora de la calidad de vida de la población local. Trabajamos para generar empleo, productos y servicios que utilicen de manera sustentable los recursos de la selva amazónica”, manifestó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Se espera que con el Pacto de Leticia se logre beneficiar a 34 millones de personas que viven en esta región y abarca países como Colombia, Perú, Ecuador, Brasil, y las Guyanas. Asimismo, Claver-Carone explicó que los US$ 20 millones también buscarán beneficiar los habitantes del Amazonas. Estos recursos se enfocarán en cuatro áreas: bioeconomía, gestión sostenible de la agricultura y ganadería, bosques y capital humano, y ciudades e infraestructura sostenible.

Entre tanto, el presidente de Brasil aseguró que este país, en los últimos seis meses, se ha evidenciado una caída de 20 % en la deforestación, si se compara con el mismo periodo del año anterior. Para garantizar esa preservación fue lanzado al espacio un satélite diseñado y operado por Brasil, Amazonia 1, para que vigile el desarrollo de la región y las prácticas ilegales.

Agregó que están avanzando en el programa de financiamiento de desarrollo sostenible en el Amazonas, Floresta+, y se van a valorizar las acciones de preservación del bioma invirtiendo más de 500 millones de reales de un mecanismo pago por servicios ambientales.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, recordó que el país tiene, aproximadamente, el 6 % de todo el bioma amazónico, pero ese porcentaje representa el 35 % del territorio colombiano. Y añadió que 50 % de su territorio en selva tropical húmeda y que es el segundo más biodiverso por kilómetro cuadrado del mundo, después de Brasil.

“El cuidado de la Amazonía, la convivencia de sus pobladores, en una agenda de desarrollo sostenible es fundamental para nuestro presente y futuro. La mayor amenaza que tiene la humanidad hoy son los efectos del cambio climático. Colombia representa el 0,4 % de todas las emisiones de gases del mundo, pero es uno de los 20 países más afectados con sus efectos negativos”, señaló el jefe de Estado de Colombia.

Además, aseguró que la decisión del BID es una iniciativa importante para acompañar la agenda de protección amazónica. “Si a esto le sumamos el acompañamiento técnico y la presencia de importantes figuras del ambientalismo mundial, estamos ante una de las estrategias más importantes en la historia de esta institución”, consideró el mandatario.

Al celebrar el anuncio, Jair Bolsonaro sostuvo que con esta noticia su país demuestra el compromiso con la conservación y uso sustentable del bosque.

“Contamos con la experiencia, conocimiento y el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, al que le agradezco. Es un motivo de orgullo para nuestro gobierno que el Fondo tenga como una de sus prioridades el fomento a la bioeconomía, fue el principal pedido que hizo Brasil al BID cuando propuso la creación del Fondo en 2019”, detalló el presidente brasileño.

Al respecto, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, dentro de su intervención en la Asamblea del BID, manifestó que se espera que las acciones a favor del Amazonas den resultados concretos en septiembre de este año y se logre un cambio de chip significativo para la región.

“Sin una estrecha colaboración entre los ministerios dedicados a el cuidado ambiental a la reglamentación ambiental para buscar las actividades ilícitas y sin la participación financiera del Estado, no va a ser posible tener éxito. Esta combinación va a ser parte esencial y es de elemental importancia que le demos toda la relevancia que tiene esta coordinación y que formemos los equipos necesarios para que estos sea una realidad día tras día”, apuntó el funcionario colombiano.

Argumentó que, en una época difícil donde la deliberación en términos financieros estaba dedicada al manejo de una emergencia, es necesario pasar a discutir temas de más largo plazo. “Es importante la participación de las economías que hacen parte de la Amazonía dentro de todos los mercados financieros, que son de los más dinámicos del mundo que son los bonos verdes”, argumentó Carrasquilla.

Y agregó que “en Colombia hemos iniciado este proceso con el mercado local en 2021 y esperamos colocar, localmente, deuda pública asociada a estos mercados verdes en unos US$500 millones, que es una parte aún pequeña del financiamiento total, pero que es un primer paso”.

En el mercado internacional, el Gobierno de Colombia también tiene pensado participar, ya que lo ven como el mercado más dinámico que hay. Se espera hacer una asociación clara entre la financiación del desarrollo sostenible (que es el nuevo concepto de desarrollo como tal).

“No puede ser que hoy en día tengamos una diferenciación entre desarrollo y desarrollo sostenible, porque el desarrollo tiene que ser sostenible. En esa medida, los mercados financieros que van a permitir la financiación de ese desarrollo tienen que madurar”, explicó el ministro.

Indicó que son los mercados financieros son uno de los mercados más dinámicos, pero aún tienen grandes costos de transacción. “Hay que empezar a pensar, así como se hizo en la financiación del desarrollo en general, en una concepción del riesgo soberano, también tener una concepción del riesgo sostenible”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -