Exmiembros de Junta EPM ven con preocupación erosión de gobierno corporativo

Edificio EPM en Medellín.

Hoy 15 exmiembros de Junta Directiva de EPM resaltaron en una carta de siete puntos sus impresiones respecto al nombramiento del nuevo gerente de la compañía, Alejandro Calderón, y los efectos negativos que tiene en la reputación y el gobierno corporativo de la empresa, lo que calificaron como un proceso “traumático”.

Más información sobre EPM

La carta destaca que, tal como habían alertado previamente, el “proceso de selección” terminó en el nombramiento de una persona cuyas credenciales académicas y de idoneidad para tomar las riendas de una de las empresas más importantes del país, están siendo públicamente cuestionadas.

Esto pues el código de buen gobierno corporativo del Grupo EPM establece que para la elección del gerente se deben cumplir unas condiciones de experiencia e idoneidad que, a la luz de lo expuesto en las últimas horas, el actual funcionario no reúne. De igual manera resulta relevante que este funcionario conozca sobre el entorno en el que se desenvuelve una empresa de servicios públicos, ya que es deber tener el foco en los usuarios, resaltó

“Vemos con mucha preocupación cómo una decisión tras otra va erosionando a una velocidad dramática, el robusto gobierno corporativo que tantos años costó construir y que hoy, por cuenta de la improvisación, la inexperiencia y la falta de rigor, se encuentra gravemente debilitado, poniendo en riesgo el futuro inmediato del grupo económico y de sus empresas, de los habitantes de Medellín y la estabilidad energética de Colombia. Es oportuno en este punto precisar que los buenos resultados del 2020 son la inercia de un equipo técnico y comprometido, pero se están perdiendo estas dos características, lo cual lamentablemente se irá evidenciando en los resultados de los próximos años”, indicaron los exmiembros de Junta de EPM.

También expresaron que este nombramiento engrosa la lista de equivocaciones cometidas que afectan al Grupo EPM. “Hoy es un hecho que los cimientos del gobierno corporativo de la organización, su confianza y reputación están en entredicho; enviando de paso, una señal equivocada al mercado, a las calificadoras de riesgo, al sistema financiero nacional e internacional, a empleados y demás grupos estratégicos de interés para su operación”, afirman.

“Hemos sido reiterativos en que hay que parar cuanto antes el manejo errático y carente de todo criterio técnico al que está siendo sometida la compañía y sus filiales. Repetimos que nuestro interés es que al Grupo EPM se le restaure cuanto antes la confianza, el manejo profesional y los lineamientos del gobierno corporativo, para llevar de nuevo a la compañía por el rumbo correcto. Insistimos en el urgente llamado para que pongamos en el centro del debate el futuro operacional del Grupo EPM, fuera de los criterios equivocados que en este momento vienen guiando las decisiones de los responsables de su dirección. Es importante que las instituciones y organismos competentes, tomen las acciones que sean del caso”, concluyó la misiva sobre la actual situación de la empresa.

Los exmiembros firmantes son Alberto Arroyave, Andrés Bernal, Claudia Jiménez, Carlos Guillermo Álvarez, Carlos Raúl Yepes, Elena Rico, Gabriel Ricardo Maya, Javier Genaro Gutiérrez, Javier Gaviria Betancur, Luis Fernando Álvarez, Luis Fernando Arbeláez, Manuel Santiago Mejía, Oswaldo León Gómez, Rubén Fernández y Tatyana Aristizábal.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias