Moody’s cambia perspectiva sistema bancario a estable en Argentina; se mantiene negativa en Colombia

Logo de Moody´s. Foto de DW.

Moody’s anunció hoy el cambio de perspectiva desde “negativa” a “estable” al sistema bancario de Argentina, Panamá y Paraguay. Entre tanto, mantuvo la perspectiva “estable” en Uruguay y “negativa” en Colombia.

La calificadora también ratificó la perspectiva “negativa” del sistema bancario de los países de Centroamérica y el Caribe.

Sobre los casos de Panamá y Paraguay, Moody’s informó que el cambio fue impulsado por la mejora de las condiciones operativas que marcan una mejora de la estabilidad durante los próximos 12 a 18 meses.

Recomendado: Moody’s: Mercado laboral en Latinoamérica se mantendría débil por otros dos años

Para el caso de Argentina, este se dio por una expectativa de los fundamentos “relativamente sólidos” de los bancos, a pesar de las condiciones operativas cada vez más desafiantes.

Un punto a favor en el estudio que realizó Moody’s de ese país fue es el crecimiento crediticio limitado de los bancos en el lapso de los últimos tres años y el aumento de las reservas para pérdidas crediticias.

No obstante, la moneda de Argentina sigue expuesta a cambios de políticas y fluctuaciones en la confianza de los mercados. Particularmente, ese país pasa por una renegociación de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, además de una nueva ola de contagios de la Covid-19.

Entérese de la actualidad Internacional en Valora Analitik

El caso de Colombia, cuya perspectiva se mantuvo en “negativa”, se argumenta en los vínculos entre la calidad crediticia del gobierno y los bancos.

“Las perspectivas para Colombia, Centroamérica y el Caribe reflejan el deterioro del apoyo del gobierno debido a las difíciles condiciones fiscales, junto con las presiones de riesgo de los activos aún significativas”, destacó la calificadora.

Moody’s también expresó que la perspectiva estable para Uruguay se sustenta en el beneficio que tendrá la economía del país en el proceso de recuperación entre 2021 y 2022 y el papel que esto tendrá sobre la calidad de los activos y la rentabilidad de los bancos locales.

La calificación de Moody’s al sistema bancario de Colombia

De acuerdo con la firma, “la perspectiva negativa refleja las presiones de riesgo de los activos y los vínculos entre la calidad crediticia del gobierno y los bancos, a la luz del debilitamiento del apoyo del gobierno”.

Moody’s reseñó que espera que el riesgo de activos se materialice durante este 2021 y considera que las altas reservas para pérdidas crediticias acumuladas el año anterior el imapcto de forma parcial.

“El financiamiento y la liquidez seguirán respaldando la calidad crediticia del sistema bancario, mientras que el capital probablemente se estabilizará a medida que la rentabilidad se recupere gradualmente después del golpe en 2020”, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias