Bancolombia cree que es posible para el país mantener grado de inversión

La Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado de Bancolombia publicó un análisis sobre el impacto que tiene el retiro de la reforma tributaria, conocida como Ley de Solidaridad Sostenible, y las consecuencias en el grado de inversión del país que, no obstante, cree se puede mantener.

Más información de Macroeconomía

-Publicidad-

La entidad explicó que desde diciembre de 2020 tiene una metodología que permite medir el desempeño relativo de Colombia en los temas que, a su juicio, están guiando las decisiones de las calificadoras en el mundo emergente hoy en día: el manejo de la pandemia, la recuperación de la actividad productiva luego de la caída del año anterior y la gestión de las finanzas públicas. En ese momento calculó una probabilidad de pérdida de calificación el próximo año, de 57%.

Esta cifra implicaba que Colombia exhibía entonces un nivel de vulnerabilidad medio entre su grupo comparable. Con base en las observaciones más recientes y en las proyecciones en materia de desempeño económico, evolución del déficit y la deuda fiscal y manejo de la pandemia, actualizó este ejercicio para todo el grupo de países con perfil crediticio similar al de Colombia.

El índice de vulnerabilidad a un deterioro en la calificación para el país se incrementó desde 54,3 en diciembre de 2020 a 61,9 ahora. Este valor es el segundo más alto dentro de toda la muestra analizada (solo está superado por India), con lo que pasó de una vulnerabilidad media a una alta, por lo que se asocia a una probabilidad de cambio en la calificación de 76,7%.

Los resultados de este ejercicio se resumen en la siguiente matriz. En ella se evalúa la probabilidad de un cambio en la calificación soberana ante diferentes niveles de incremento neto en el recaudo tributario como resultado de una reforma, y también bajo diferentes niveles de ajuste en el gasto total del Gobierno Nacional (ambos como porcentaje del PIB). Bancolombia considera estos dos indicadores, ya que cree que la consolidación de las finanzas públicas que debería implementar el país tendría que combinar de forma adecuada ambas dimensiones.

La conclusión más importante de este análisis para Bancolombia es que contradice la opinión de algunos analistas, según la cual la dilución del monto adicional que se aspira recaudar con una modificación al estatuto tributario conllevará inevitablemente a una pérdida en el grado de inversión.

Al contrario de dicha expectativa, sus estimaciones sugieren que incluso una reforma moderada, que genere ingresos netos de subsidios del orden de 0,6% (cerca de $6,5 billones anuales), puede disminuir la probabilidad de una rebaja crediticia a menos de 50%. Para ello se requeriría complementar dicha reforma con un ajuste sostenido del gasto de 1,4% del PIB o más.

Aunque se trataría de un recorte nada despreciable, si se tiene en cuenta el punto de partida de este año, en el cual el gasto a cargo del Gobierno llegará a un máximo histórico de 24,4% del PIB, cree que es razonable suponer que, una vez se supere el punto más álgido de la pandemia, el gasto público puede retornar gradualmente a niveles más alineados con sus promedios históricos.

“En otras palabras, y pese a las grandes dificultades de la actual coyuntura, creemos que todavía es posible encontrar e implementar soluciones que permitan aliviar muchos de los problemas sociales que se han agudizado en el último año, y que al mismo tiempo contribuyan a mantener la credibilidad en la política macroeconómica y la sostenibilidad fiscal. Esta combinación puede conducir a preservar el grado de inversión, un estatus que hará más factible avanzar en la recuperación de la economía y la mejora en el bienestar de la población”, concluyó Bancolombia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -