Subsidios en Colombia: ¿Qué hay y qué podría seguir?

Las manifestaciones que llevaron a un paro nacional en Colombia, completando poco más de dos semanas, han puesto sobre la agenda la necesidad de contar con transferencias directas, o subsidios, para atender parte de las demandas y encontrar puntos de consenso.

De momento, en Colombia son cuatro los grandes planes en términos de subsidios que surgieron por la crisis del Covid-19 y que se mantienen.

-Publicidad-

En primer lugar, está el Programa de Ingreso Solidario. Una transferencia directa de $160.000 que busca beneficiar a los tres millones de hogares más afectados por cuenta de la pandemia.

Este plan, que el Gobierno ha catalogado como una suerte de renta universal en Colombia, si bien ha sido destacado por organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), no termina de convencer a parte de los manifestantes y a algunos sectores políticos.

Recomendado: ¿Cómo consultar el pago de ingreso solidario en Colombia?

La segunda transferencia directa que en Colombia ha tomado relevancia en el marco de la crisis económica generada por la pandemia, tiene que ver con la devolución del IVA también a los hogares más afectados.

El pago, que se mantiene este año, representa una transferencia mensual, a modo de compensación, de $76.000 para los poco más de dos millones de hogares que más se han visto golpeados por la pandemia del Covid-19 en Colombia.

Este programa, que ya completó su primer ciclo del 2021, comenzará la segunda fase en la última semana de mayo.

El tercer subsidio estuvo enfocado para los adultos mayores en Colombia que no tienen acceso a una pensión.

De momento, este subsidio, que se transfiere a través del programa Colombia Mayor, termina hoy, 14 de mayo, un nuevo giro de $160.000 para beneficiar a cerca de 1,6 millones de adultos mayores.

Y, finalmente, en el marco de la pandemia, y hasta marzo de este año, el Gobierno autorizó el pago del subsidio a la nómina para las empresas que en el país habían visto afectados sus ingresos desde un 20 % por cuenta de la pandemia.

El subsidio correspondía al pago del 40 % de un salario mínimo para los trabajadores. El programa cambiaba de monto (subiendo al 50 %) para los sectores más afectados por la pandemia en Colombia.

Lo que se espera siga

La inconformidad por la necesidad de que estos subsidios sean una política de Estado y sean mayores, lleva a que el Gobierno tenga en cuenta cambios a estos planes y piense en nuevas iniciativas.

En primer lugar, el Ministerio de Hacienda ya ha dicho que está de acuerdo en extender una renta básica universal más allá de los $160.000 que se entregan a través de Ingreso Solidario.

La propuesta de reforma tributaria que retiró el Gobierno proponía que ese pago fuera hasta de $360.000 mensuales dependiendo del número de personas por hogar y nivel de pobreza.

Sin embargo, el plan es menor al salario mínimo mensual legal vigente ($908.526) que piden los líderes del paro nacional o los $480.000 que ya propusieron 50 congresistas en Colombia como renta universal.

Del lado del IVA, el Gobierno también pretende seguir con la devolución, aunque rebaja el monto pero aumenta la cobertura, o al menos esa era la idea en la reforma tributaria retirada.

¿Por qué se necesita una renta universal?: Durante 2020, 3,55 millones de colombianos entraron al grupo de pobreza monetaria.

Hasta inicios de abril la propuesta del Gobierno era garantizar la devolución del IVA de $50.000 mensuales para 4,7 millones de hogares. Un plan que le valía al Gobierno cerca de $1,7 billones.

En términos laborales. El Gobierno insiste en la necesidad de continuar con el subsidio a la nómina, al menos hasta junio. De ser aprobado ese plan, ya ha dicho el Ministerio de Hacienda que se pagará, de marzo a junio, la retroactividad correspondiente.

Sin embargo, el Congreso de la República tramita un proyecto de ley para que ese subsidio a la nómina vaya hasta final de año, de momento, conservando los mismos montos.

Hay que recordar que, hasta el retiro de la reforma tributaria, el Gobierno también pretendía beneficiar con el no pago de parafiscales por los trabajadores jóvenes, mujeres, personas en condición de discapacidad o adultos mayores (que no estén en edad de pensión) que contraten las empresas.

Finalmente, en materia de educación, el Gobierno pretende seguir con el plan de Generación E para garantizar el acceso de jóvenes a la educación superior, pero desde el segundo semestre de 2021 pondrá en marcha la gratuidad para jóvenes de estratos uno, dos y tres.

José Manuel Restrepo, ministro de Hacienda de Colombia, ya dijo que para este plan se adicionarán $300.000 millones por semestre a los $240.000 millones que cuesta Generación E.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -