Pemex compra participación de Shell en importante refinería

Refinería Deer Park de Pemex en México. FOTO: Pemex

Petróleos Mexicanos (Pemex) adquirió participación de Shell en la refinería Deer Park, buscando que el Gobierno de México sea el único propietario de la planta de procesamiento del crudo. La transacción fue por US$596 millones.

De esta forma, la operación de Shell en Deer Park culminaría en este 2021, con lo que México tendría “soberanía” sobre la refinería que tiene capacidad instalada para procesar 340 mil barriles por día (mbpd), entre crudo pesado y ligero.

-Publicidad-

Deer Park se construyó en 1920. Los dos accionistas contaban con una participación igual (del 50 %) en la planta, que tuvo diferentes remodelaciones en los últimos años.

Entérese de la actualidad Internacional en Valora Analitik

Con el acuerdo, Pemex adquiere todos los inventarios de la refinería. Además, se pagará un monto adicional cuando culmine la transacción, considerando los volúmenes reales y los precios de mercado.

La adquisición de la participación de Shell en la refinería de Deer Park hace parte de la estrategia del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de garantizar la “soberanía energética”.

“Pemex desempeñará un papel activo en la comunidad de Deer Park y está trabajando estrechamente con Shell para dar continuidad a los compromisos que la refinería tiene con las comunidades vecinas”, afirmó la petrolera en un comunicado.

Esa refinería produce alrededor de 110 mbpd de gasolina, 90 mbpd de diésel, 25 mbpd de turbosina y otros productos. Junto a la refinería hay un complejo petroquímico que es completamente propiedad de Shell y donde esa firma seguirá operando.

Con esto, México busca extraer solo el crudo que necesita para cubrir la demanda interna de combustibles, que los recursos naturales sean administrados por el sector público para proyectos nacionales y que se reduzca la incidencia de privados y extranjeros en el mercado.

“Esta compra es muy buena para los mexicanos para tener autosuficiencia de gasolina. Nosotros llegamos a importar el 80 % de los combustibles”, detalló la secretaria de Energía, Rocío Nahle. La ingeniera dijo que el proceso “ya se concretó”, pero falta la aprobación de Estados Unidos.

Además de los cambios en el ámbito del petróleo, el mandatario también ha impulsado ajustes en materia energética, para que el país deje de depender de las importaciones de energía.

En otros términos, su administración busca que las empresas estatales produzcan la energía que necesita el sector público para responder a la demanda interna de electricidad, a partir de combustibles, gas, plantas hidroeléctricas, entre otras fuentes.

Además de la compra de Pemex de Deer Park, el Gobierno de México está rehabilitando otras seis refinerías, trabaja en la construcción de otra más, que se llamará Dos Bocas, e iniciará la reconfiguración de Tula.

En los últimos meses el país descubrió tres grandes yacimientos de petróleo que fueron destinados por el Gobierno para satisfacer la demanda interna y que, además, contarán con una administración netamente pública.

La premisa del presidente Andrés Manuel López Obrador es extraer solo dos millones de barriles diarios del crudo para responder únicamente a la demanda interna y garantizar que se dejen stocks para las generaciones venideras.

En síntesis, su propuesta marca una reducción contundente a la extracción de petróleo en el país, que ha llegado a máximos de 3,5 millones de barriles diarios.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -