Banco Central Europeo traza nueva estrategia de política monetaria

Christine Lagarde, presidenta Banco Central Europeo. FOTO: Flickr BCE

El Banco Central Europeo (BCE) trazó una nueva meta de inflación para la eurozona en 2 %, objetivo que el emisor espera conseguir a mediano plazo.

Previamente, la finalidad que se tenía era que esa estadística se mantuviera “cercana al 2 %”, pero por debajo de ese indicador. La actualización de los objetivos fue anunciada por la presidenta del emisor comunitario, Christine Lagarde.

Sin embargo, ese fin podría no alcanzarse rápidamente, lo que significaría un periodo transitorio en el que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se sitúe por encima de la meta.

Ver más de Internacional

Según apuntó el BCE, cuando la economía está operando cerca del límite inferior de las tasas de interés nominales, se requiere una acción de política monetaria especialmente contundente o persistente para evitar que se arraiguen las desviaciones negativas de la meta de inflación.

“La nueva estrategia es una base sólida que nos guiará en la conducción de la política monetaria en los próximos años”, aseguró Christine Lagarde.

Recomendado: Unión Europea eleva previsión de inflación y PIB para 2021

La primera reunión ordinaria de política monetaria del Consejo de Gobierno que aplicará la nueva estrategia se celebrará el 22 de julio de 2021.

Las tasas de interés seguirán siendo el principal instrumento de política monetaria del BCE y se mantendrá la implementación de otras estrategias como la orientación a futuro, la compra de activos y las operaciones de refinanciamiento a más largo plazo.

Entre tanto, el índice armonizado de precios de consumo (IPCA) sigue siendo la medida seleccionada por el emisor para evaluar la estabilidad de precios.

El Consejo de Gobierno reconoció que el cambio climático tiene profundas implicaciones para la estabilidad de precios y se comprometió a implementar un plan de acción relacionado con el clima.

Cambio climático en la política monetaria

El BCE indicó que el cambio climático es uno de los elementos que más afectará la economía en los próximos años, por lo que apostó por incorporar aún más las consideraciones sobre este asunto en su marco de política monetaria.

Para hacerlo, el emisor prometió pasos como ampliar su capacidad analítica en modelización macroeconómica, estadísticas y política monetaria en materia de cambio climático.

El Banco también proyecta incluir consideraciones sobre ese tema en las operaciones de política monetaria en las áreas de divulgación, evaluación de riesgos, marco de garantías y compras de activos del sector empresarial.

Además de implementar el plan de acción en consonancia con el progreso de las políticas e iniciativas de la Unión Europea en la divulgación y presentación de informes sobre sostenibilidad medioambiental.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias