Utilidad neta de Enel-Codensa subió 11,4 % a $481.203 millones a junio

Foto: Enel

La utilidad neta de Enel-Codensa se incrementó en 11,4 % a $481.203 millones en el primer semestre de 2021 frente al mismo periodo del año anterior, reflejando los resultados positivos del Ebit y una menor tasa efectiva de impuesto de renta de 1 % aprobada por la Ley de Crecimiento Económico del Gobierno de Colombia.

Según la firma, lo anterior fue compensado, por un incremento en el gasto financiero, derivado de un saldo promedio de deuda superior a lo evidenciado un año atrás producto de la financiación del plan de inversiones.

Para más información de energía haga clic aquí.

Entre tanto, los ingresos operacionales de la compañía presentaron un aumento de 8,1 % a $3,02 billones en el primer semestre de 2021 con respecto al mismo período de 2020, explicado principalmente por un mejor margen registrado por efecto del Índice de Precios al Productor (IPP) al cual se encuentra indexado el componente de remuneración de distribución.

Por mayores ingresos por la incorporación de nuevos activos a la base regulatoria, por efecto del plan de inversiones de la compañía; una recuperación de la demanda de energía del segmento industrial y el segmento residencial en Bogotá y Cundinamarca, área de influencia de Enel-Codensa.

Como consecuencia, se evidenció un incremento de 5,48 % acumulado año de la demanda.

También por un fortalecimiento de la apuesta por la movilidad eléctrica, con un mejor comportamiento de productos de valor agregado por la entrada en operación de cuatro patios de buses eléctricos en las localidades de Usme, Fontibón y Suba, sumado a un mayor margen en la facturación del servicio de aseo por la entrada de dos nuevos operadores, Servigenerales en el municipio de Facatativá en Cundinamarca y Ciudad Limpia en Bogotá.

Recomendado: Nueva apuesta de Enel X para rentabilizar la movilidad eléctrica en empresas

Por otro lado, de acuerdo con Enel-Codensa, el incremento en los ingresos operacionales estuvo parcialmente compensado por un menor resultado operativo por efecto de un mayor volumen de pérdidas y ajustes en facturación de consumos no registrados.

Por mayores compensaciones de calidad del servicio. En 2020 el plan de compensación inicio a partir del mes de Julio con la entrada del nuevo período tarifario, mientras que en 2021 se tienen compensaciones a partir del mes de enero.

También por un crecimiento de las compras de energía debido al aumento en la demanda y el incremento en los precios de energía, por efecto del Índice de Precios al Productor (IPP), al cual se encuentran indexados los contratos de compra.

Y un menor margen en el negocio de tarjetas de crédito debido a mayores provisiones de cartera por efecto de un incremento en la tasa de morosidad de los clientes.

Por su parte, el Ebitda registró un aumento del 7,3 % a $1,02 billones que refleja el crecimiento en los ingresos por los aspectos mencionados anteriormente.

Recomendado: Tribunal de Arbitramento aprobó acuerdo entre GEB y Enel Américas

Por su parte, la compañía destacó que, entre enero y junio de 2021, realizó inversiones por $488.967 millones, lo que representa un crecimiento del 24,3% respecto al año anterior.

Los recursos se focalizaron principalmente en seguir mejorando la calidad del servicio a través de la modernización, ampliación y mantenimiento de la infraestructura eléctrica de Bogotá y Cundinamarca.

Por otro lado, se dio continuidad al plan de modernización del alumbrado público en el Distrito Capital y se adelantaron proyectos para la transformación digital y estrategias de conexión de nuevos clientes.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias