Crédito en Colombia avanza en su recuperación a niveles de prepandemia

TransUnion midió el desempeño del crédito en Colombia con el nuevo Indicador de la Industria del Crédito (IIC), que se encuentra en 110 a mayo de 2021.

El nuevo IIC en enero de 2021 estaba en 95 y a mayo este indicador creción 15 puntos, situándose en 110 enteros, reveló la central crediticia presente en el mercado colombiano, TransUnion, al hacer el lanzamiento de su nuevo termómetro económico. Vea más información en Finanzas Personales.

Esa recuperación es simular a los datos que se registran en prepandemia donde en marzo de 2020 la cifra era de 104 puntos. Para Virginia Olivella, directora de investigación y consultoría de TransUnion, el repunte del índice muestra principalmente a un movimiento positivo de la demanda de créditos de consumo, a medida que los volúmenes de solicitudes de crédito se recuperaron a los niveles anteriores a la pandemia.

“El IIC de TransUnion es el primero de su tipo en el mercado. Su metodología se apoya en nuestra base de datos de crédito de consumo para obtener un reflejo preciso de la salud y la dirección del mercado de crédito de Colombia. La trayectoria del IIC es una representación de los cambios en la salud del mercado de crédito en comparación con períodos anteriores. El IIC ha sido diseñado para informar a las entidades, consumidores, reguladores, gobierno y otros actores del mercado, a través de un solo indicador, sobre las tendencias de la salud del mercado de crédito de consumo”, señaló la experta.

TransUnion elaboró para el mercado colombiano un nuevo Indicador de la Industria de Crédito (IIC), que mide los cambios en la salud del mercado de crédito de consumo en Colombia.

El nuevo indicador de TransUnion muestra el impacto significativo de la pandemia del Covid-19, así como de otros eventos económicos y de mercado durante los últimos 6 años, en la salud crediticia de los consumidores y el mercado. 

El IIC es una medida de las tendencias de la salud crediticia de los consumidores a nivel de mercado. Evalúa el impacto de cientos de variables crediticias e identifica aquellas que son más significativas para explicar los cambios en las tendencias del crédito de consumo.

Recomendado: Por pandemia, cambió orden en que pagan deudas los colombianos

Los datos se compilan mensualmente para analizar los cambios en la salud del crédito y se clasifican en cuatro pilares: demanda, oferta, comportamiento del consumidor y desempeño. Estos elementos se combinan en una medida integral y única.

Vivienda y consumo jalonan recuperación

Para Olivella, más allá de ese resultado, uno de los fenómenos que explica ese comportamiento es la demanda y la oferta de créditos de vivienda, especialmente orientado hacia las personas que quieren participar del programa Jóvenes Propietarios y otras iniciativas de vivienda que subsidian la tasa de interés durante la vigencia del crédito.

El IIC muestra que el impacto más pronunciado en la salud del mercado de crédito de consumo fue en los primeros meses de la pandemia. Entre febrero y junio de 2020, el IIC cayó de 104 a 71 puntos, una disminución de 33 puntos. Esto fue impulsado por una caída significativa tanto en la demanda como en la oferta de crédito, consecuencia de las cuarentenas y restricciones impuestas por el Covid-19.

Las originaciones de nuevos créditos disminuyeron un 55% durante esos meses. A medida que los consumidores recibieron alivios financieros para hacer frente al impacto económico de la pandemia, el IIC mejoró de 71 en junio de 2020 a 103 en septiembre de 2020.

A medida que los alivios financieros llegaron a su fin para muchos consumidores colombianos y la morosidad empeoró, el IIC experimentó otra caída entre diciembre de 2020 y marzo de 2021 de 10 puntos. En los últimos meses, el Indicador de la Industria de Crédito de TransUnion muestra una recuperación a los niveles previos a la pandemia, alcanzando un nivel de 110 en mayo de 2021, en comparación con 104 en febrero de 2020, el último mes antes de que la pandemia golpeara la economía.

Esto se debe principalmente a un movimiento positivo de la demanda de créditos de consumo, a medida que los volúmenes de solicitudes de crédito se recuperaron a los niveles anteriores a la pandemia.

IIC mensual del mercado de crédito de consumo colombiano

Un número de IIC más bajo en comparación con el período anterior representa una disminución en la salud crediticia, mientras que un número más alto refleja una mejora. El valor del indicador IIC debe ser analizado en relación con el o los períodos anteriores y no de manera aislada. En mayo de 2021, el IIC de 110 representó una mejora en la salud crediticia en comparación con el mismo mes del año anterior (mayo de 2020) y en comparación con el mes anterior (abril de 2021).

Impacto de la pandemia en la salud crediticia es significativo, pero está disminuyendo

El IIC monitorea la salud del mercado de crédito en Colombia a medida que atraviesa cambios significativos tanto económicos como del mercado. Al comparar el IIC con indicadores macroeconómicos clave para el mercado colombiano, como la tasa de desempleo, los salarios reales, las ventas al por menor y el indicador de seguimiento de la economía (ISE), las tendencias muestran lo estrechamente vinculada que está la salud del crédito a la salud general de la economía.

“Los principales determinantes macroeconómicos del mercado colombiano se alinean extremadamente bien con el IIC, afirmando su efectividad como indicador de la salud crediticia. El IIC muestra cómo el choque económico inicial causado por el Covid-19 y las restricciones asociadas tuvieron un impacto mucho más pronunciado en la economía crediticia que los eventos económicos o de mercado anteriores. Si observamos el IIC junto con los factores macroeconómicos, podemos ver el drástico impacto en toda la economía colombiana. El más reciente valor del IIC indica claramente que estamos en el camino hacia la recuperación, pero todavía hay incertidumbre por delante”, señala Olivella.  

El IIC alcanzó un mínimo de 71 en junio de 2020, mientras que los niveles de desempleo se dispararon al 24% ese mismo mes. A medida que los niveles de desempleo bajaron hacia finales de 2020, el IIC mejoró.

Esta alineación también se observa al comparar la variación anual de los salarios reales con la variación anual del IIC. En junio de 2020, la variación anual de los salarios reales fue de -8%, al mismo tiempo que observamos una caída de 34 puntos en el IIC. En abril de 2021, tanto los salarios reales como el IIC habían vuelto a los niveles anteriores a la pandemia.

De manera similar, el IIC se alinea con los cambios anuales en el índice de seguimiento de la economía (ISE). Un aumento anual del 14% en el ISE en mayo de 2021 se vio reflejado en una mejora anual de 10 puntos en el IIC. A medida que mejoran estos indicadores macroeconómicos, también observamos mejoras en el Indicador de Industria de Crédito

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias