En 13 años, bolívar de Venezuela ha perdido 14 ceros

El Banco Central de Venezuela puso a los venezolanos a hacer cuentas con los billetes de bolívar que quedan en sus bolsillos. El emisor les quitó seis ceros y anunció la puesta en circulación de una nueva familia de la moneda para el primero de octubre de este 2021.

A pesar de que en el primer semestre la entidad había implementado nuevas denominaciones de la familia actual, en cuestión de meses estas serán obsoletas para dar paso a otros papeles que tienen menos números impresos, pero igual valor: casi nada frente al dólar.

“Todo importe monetario y todo aquello expresado en moneda nacional se dividirá entre un millón”, explicó el banco, y agregó que “la introducción del bolívar digital no afecta el valor de la moneda; es decir, el bolívar no valdrá ni más ni menos, solo que para facilitar su uso se está llevando a una escala monetaria más sencilla”. Ver más de Internacional

El bolívar es la moneda oficial de Venezuela, pero, por su devaluación, la ciudadanía se refugió en el dólar. Incluso, el salario mínimo en bolívares equivale a entre dos y tres dólares, según la tasa de cambio del día, y esa cantidad no alcanza ni para comprar un kilo de manzanas.

“Quitarle los ceros es una manifestación de la inflación y no resuelve el problema de fondo que es la hiperinflación de Venezuela. Las reconversiones son traumáticas y es un maquillaje a la situación económica del país”, afirmó Ángel Alvarado, diputado opositor.

En cuestión de 13 años, los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro quitaron 14 ceros a la moneda. Esa táctica comenzó en 2008 cuando Chávez borró tres ceros al billete. Diez años después, en 2018, Maduro eliminó cinco dígitos más y ahora el oficialismo retira otros seis.

Recomendado: Venezuela le quita seis ceros al bolívar y crea una moneda digital

Hace tres años, cuando el régimen actualizó las condiciones del bolívar, prometió que la medida devolvería valor a los salarios y combatiría la hiperinflación, pero eso no sucedió. Lejos de recuperarse, la economía de Venezuela mantiene síntomas de una debacle profunda con niveles de pobreza inferiores a los de todos sus pares de la región.

Para junio la inflación acumulada del 2021 fue del 333 % y la variación interanual está en 2.615 %, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas. Durante 2020 el índice de precios al consumidor superó la barrera del 3.000 %.

El Banco Central argumenta que la pérdida del valor del bolívar se debe a las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, el “bloqueo”, como le llama el régimen, pero la fractura en la economía comenzó a hacerse evidente desde antes del recrudecimiento del cerco al régimen: entre 2013 y 2020 la actividad económica se redujo en 83 %, dice el Observatorio.

Sumado al retiro de los ceros del billete, el emisor anunció la creación de una moneda digital. “Pero llamarlo digital es un oportunismo y la moneda que ya circula no tiene valor de compra”, anota Ronald Balza, decano de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello.

Tan poco valor tiene un bolívar que los migrantes que están en Colombia los entregan en los semáforos a cambio de nada, una moneda o tal vez un billete en pesos colombianos. Y en Venezuela tampoco tienen poder: los venezolanos buscan dólares para poder subsistir.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias