Así se usará nuevo giro del FMI en principales economías de Latinoamérica

El Fondo Monetario Internacional (FMI) giró US$650.000 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG) a sus estados miembros, valor que se constituye como la mayor asignación de los DEG de la historia del organismo.

Las principales economías de Latinoamérica, receptoras de importantes partidas de esa designación, ya perfilan el uso que darán a esa inyección de recursos que llegó a las cuentas de los bancos centrales de cada país.

El objeto de la asignación DEG es proveer de liquidez adicional al sistema económico mundial, mediante el fortalecimiento de las reservas de los países miembros del FMI.

Los US$650.000 millones fueron asignados a los países miembros del FMI de manera proporcional a la cuota mantenida en ese organismo internacional.

México recibió US$12.117 millones. “Son fondos del Gobierno de México. Se está haciendo un trámite con las autoridades del Banco de México para que esos fondos los utilice el Gobierno para pagar deuda”, indicó el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

El FMI giró a Argentina US$4.334 millones. El Banco Central apuntó que esos activos permitirán fortalecer la posición cambiaria del país y resaltó que pueden conservarse como reservas internacionales o utilizarse para cambiar su composición, transándolos con otros tenedores.

El Ministerio de Economía de la administración de Alberto Fernández decidió priorizar esos dineros para responder a parte de la deuda con el FMI, que para este semestre tiene programados pagos de intereses del préstamo adquirido en 2018.

La transacción percibida por Ecuador es del orden de los US$950 millones y el gerente general del Banco Central, Guillermo Avellán, dijo que servirán para atender las necesidades esenciales de la población y dar liquidez a las reservas internacionales

Colombia obtuvo  US$2.780 millones por los DEG y la destinación de esos fondos se definirá en la próxima sesión de la Junta Directiva del Banco de la República. Entre las opciones se contempla utilizarlos para incrementar las reservas internacionales o aliviar las necesidades financieras del país.

A Brasil le fueron asignados US$ 15.012 millones, mientras que Chile recibió US$ 2.371 millones. Ambos estudian la designación de esos activos de reserva internacional que fueron creados por el FMI en 1969 para complementar otros activos de reserva de los países miembros.

Derechos especiales de giro

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias