Día de Independencia de Brasil: temor por protestas del siete de septiembre

Imagen de las manifestaciones del Día de la Independencia de Brasil compartida por el presidente Jair Bolsonaro. FOTO: Twitter @jairbolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, convocó a marchas este siete de septiembre en el marco del Día de la Independencia de su país, pero esas movilizaciones tienen un llamado que preocupa sus detractores: el mandatario pidió protestar contra el Congreso y la Corte Suprema.

“Viva nuestra independencia. Viva nuestro Brasil y el pueblo brasilero”, aclamó el presidente derechista. Este martes se conmemoran los 199 años de la independencia de Portugal, un pretexto que usa el mandatario para convocar a sus simpatizantes para rechazar a las otras ramas del poder. (Ver más de Internacional).

Una democracia tiene el poder ejecutivo (Presidencia), legislativo (Congreso) y judicial (los organismos fiscalizadores). Pues bien, la Corte Suprema, el máximo tribunal de Brasil, lleva a cabo una investigación contra Jair Bolsonaro, mediante la que se pretende establecer si este tiene algún vínculo con la circulación de noticias falsas.

Esa pesquisa tiene como antecedente las elecciones presidenciales de 2018, en las que Bolsonaro disputó la segunda vuelta con el delfín de Lula da Silva, Fernando Haddad, y su estrategia de campaña se centró en cadenas de WhatsApp y mensajes de redes sociales en las que se difundieron acusaciones sin fundamentos contra su contrincante.

Brasil está en campaña para los comicios presidenciales de 2022, en los que Bolsonaro aspiraría a la reelección y el exmandatario, Lula, se perfila como su más férreo contrincante. Para esa contienda, el mandatario busca cambiar el sistema de votación electrónico, una determinación para la que necesita el respaldo del Congreso y la autoridad electoral. De ahí que también tenga una cruzada contra el legislativo, a pesar de que su propio hijo es senador.

Las manifestaciones alentadas por Jair Bolsonaro en contra de la Corte Suprema y el Congreso recuerdan las movilizaciones de enero de 2021 en Estados Unidos, que fueron alentadas por el republicano Donald Trump y terminaron en una toma al Capitolio días antes de que el demócrata Joe Biden asumiera la Casa Blanca.

La atención en Brasil se centra en Brasilia y Sao Paulo. Bolsonaro compartió una foto en la que se ve a una multitud de personas en la Avenida Paulista de esta última ciudad, no obstante, la imagen es borrosa.

Previo a esta jornada, 26 líderes políticos, entre los que están destacados expresidentes de países hispanos, firmaron una carta en la que alertaron sobre el riesgo de que se presente un golpe de Estado en Brasil.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias