Nace en Chile primera planta que convertirá hidrógeno verde y CO2 en gasolina para vehículos

Nace en Chile primera planta que convertirá hidrógeno verde y CO2 en gasolina para vehículos

Dos de las multinacionales más reconocidas del mundo, Siemens Energy y Porsche, anunciaron hoy una sociedad con HIF (Highly Innovative Fuels) y un grupo de compañías internacionales para construir la primera planta comercial integrada del mundo para combustibles sintéticos neutros en CO2.

Los ejecutivos dijeron que esta alianza se constituye en un esfuerzo hacia la transición desde los combustibles fósiles hacia los llamados e-combustibles. Más de energía y minería aquí.

En este proyecto están vinculadas otras empresas de renombre internacional, con especial presencia en América Latina, como Enel Green Power, ExxonMobil, Enap y Empresas Gasco.

Con esta iniciativa nace el proyecto Haru Oni, que será encargado de producir e-combustibles a partir de hidrógeno verde elaborado con electricidad de energía eólica y CO capturado del aire.

HIF

La planta de producción se encuentra ubicada en Chile, en la región de Magallanes, que es potencia en vientos en la región.

El sistema creado en la planta genera energía eléctrica a partir del viento (eólica) generada por enormes turbinas. Desde allí, el sistema separa la energía en moléculas de hidrógeno verde y oxígeno que son mezcladas en un segundo proceso con otras de CO2 capturadas del ambiente.

Luego, en un tercer paso la mezcla de esos dos componentes (hidrógeno y CO2) se convierte en combustible líquido (metanol) que puede ser usado en otras aplicaciones.

Recomendado: 5 puntos clave de la nueva hoja de ruta del hidrógeno en Colombia

De acuerdo con la explicación brindada por Markus Speith, líder del proyecto Haru Oni para Siemens Energy, el metanol que ya fue creado es procesado en la planta para ser convertido en gasolina, la cual es llevaba en contenedores hacia los sitios de distribución y comercialización.

Ese combustible amigable con el ambiente es transportado en contenedores que contienen 30 mil litros y que serán llevados a la zona de distribución.

El e-combustible será distribuido para brindar movilidad a autos clásicos y modernos que usan motores de combustión interna que serán conducidos con casi ninguna emisión de gases contaminantes.

La planta estará en operación en 2022 con una producción de 750 mil litros de e-combustible. Para entre 2024 y 2026 ya se proyecta que produzca un millón de toneladas de e-combustible cada año.

Tomorrows fuel

Las empresas asociadas aseguraron que este es el primer paso en su tarea de construir la primera planta de generación de e-combustibles en América Latina que son absolutamente amigables con el ambiente y que contribuirán a la descabornización del planeta.

En el evento de presentación del proyecto participaron Michael Steiner, miembro de la Junta Directiva para Investigación y Desarrollo en Porsche; Armin Schettler, vicepresidente ejecutivo de nuevos negocios de energía en Siemens Energy; Paolo Palotti, presidente de Enel Chile (Enel Green Power); Gernot Kalkoffen, presidente de la Junta de Supervisión del holding ExxonMobil en Europa Central, César Norton, presidente de Andes Minig & Energy; Juan Carlos Jobet, ministro de Minas y Energía de Chile.

Relacionado: GEB (socio de Enel) invertiría para desarrollar hidrógeno en Colombia

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias