Entrevista | PCP traza expansión a EE. UU. y Venezuela con nueva fábrica en Pereira

Planta Partes y Complementos Plásticos. FOTO: Cortesía

La compañía colombiana Partes y Complementos Plásticos (PCP), que fabrica válvulas y accesorios para el manejo del agua, hizo una inversión de $18.000 millones para construir su nueva planta en la zona Cerritos de Pereira, desde donde producirán más de 9,5 millones de unidades anualmente.

PCP nació en Medellín como una compañía familiar impulsada por el señor Horacio Arango. En 1991 se trasladó a Bogotá y ahora, en 2021, comienza a operar desde Pereira, después de transportar toda su maquinaria y construir una nueva edificación en la que trabajan 400 personas. (Ver más de Empresas).

La empresa está dentro del negocio de los plásticos, pero busca estrategias para hacer de ese quehacer una labor más amigable con el ambiente. Cuando se arriba a la fábrica, tres tanques enmarcan la entrada: estos almacenan 750.000 litros de agua lluvia que se recoge para reutilizarla en el edificio.

El proceso de fabricación de válvulas, que son suministradas a hogares, constructores y empresas de acueducto, no requiere agua, pero ese recurso se utiliza para cubrir el consumo del personal. Además, cuenta con un sistema de paneles solares que produce el 25 % de la energía que la sede necesita para operar.

“El agua es nuestra razón de ser, nuestro futuro, pasión y vocación. Somos la marca más reconocida en Latinoamérica y para mí es un orgullo poder decir eso”, detalló Luis Javier Arango Berrío, CEO de PCP, en entrevista con Valora Analitik.

La planta tiene 40.000 metros cuadrados de extensión (9.000 construidos) y amplió la capacidad de producción: tiene espacio para 50 máquinas inyectoras (que son las que crean las válvulas) y puede almacenar 500 toneladas de material, que le permitan garantizar cuatro meses de producción.

Luis Arango, gerente general PCP.

Un negocio de agua y plástico por Latinoamérica

PCP lidera toda la cadena de ese segmento: fabrica los moldes, compra las máquinas inyectoras e integra esos aparatos para poder crear las piezas para los acueductos; gestiona los medios de producción, desarrolla tecnología para mejorarlos, ensambla los materiales y los comercializa en Latinoamérica.

Luis Javier Arango Berrío detalló que el traslado de la fábrica desde Bogotá a Pereira fue motivado por la cercanía al Puerto de Buenaventura, debido a que el 50 % de su producción se exporta a México y Perú. El restante se utiliza para responder al 80 % de la demanda de válvulas plásticas de Colombia.

Solo en Perú, PCP cubre el 35 % del mercado y esa participación en México equivale al 20 %. La meta es que esa cobertura se amplíe al 60 % y 45 %, respectivamente, impulsada por la ampliación de capacidades para fabricar más unidades y la conexión con el epicentro de las exportaciones de Colombia.

Es probable que la mayoría de los hogares colombianos tengan en su sistema de acueducto alguna pieza de PCP: el 80 % de las válvulas plásticas que se distribuyen en el país son de esa marca, que se venden en dos mercados: primero, a constructoras y hogares; segundo, a empresas de acueducto.

“Hay un tipo de válvulas que se fabrica para los medidores de agua. El 60 % de los acueductos de Colombia las utilizan: son las que se colocan antes y después del medidor de agua y en esa línea de negocio tenemos clientes como EPM, el Acueducto de Bogotá y otras empresas prestadoras de servicios públicos”, detalló Arango.

Entre 2018 y 2020 la organización creció, cada año, entre el 18 % y el 20 %, y proyectan que ese comportamiento se mantendrá en 2021 y 2022, apalancado por las exportaciones y la mayor participación del mercado de Venezuela. También esperan incursionar en los próximos meses en el mercado del sur de Estados Unidos.

Consultado sobre cómo recuperarán la inversión de la planta, Arango Berrío apuntó que esto será posible gracias a la mejora en la eficiencia de la cadena de producción. ” Es una inversión grande, tenemos unas políticas de endeudamiento claras y somos una empresa de familia asesorada por una Junta Directiva de externos”.

La construcción de la sede de PCP tardó siete meses y la compañía congeló su producción durante 40 días para efectuar el traslado de la maquinaria de la fábrica.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias