FMI: perspectivas económicas de Brasil son inciertas y presión sobre inflación se mantendría hasta 2022

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que las perspectivas económicas de Brasil son inciertas, en un nuevo informe sobre el país publicado este miércoles 22 de abril.

 

“La incertidumbre en torno a las perspectivas es excepcionalmente alta, pero los riesgos para el crecimiento se consideran, en general, equilibrados”, escribió el organismo. (Ver más de Internacional).

La depreciación del real frente al dólar, el incremento en los precios de las materias primas, que presionan la inflación, y el rezago en la recuperación del mercado laboral son los riesgos que el organismo ve para la economía de la potencia suramericana.

Particularmente, las presiones inflacionarias son un asunto de preocupación global, debido a los incrementos en los precios del transporte y de metales y minerales necesarios para las industrias. Esas subidas terminan impactando el bolsillo del consumidor final.

Solo en agosto, la inflación de Brasil subió 0,87 %, la más alta del mes desde el 2000, de acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística. Ese indicador acumula máximos de 5,67 % en lo que va de 2021 y de 9,68 % en los últimos 12 meses. Sobre la inflación, el FMI prevé que esta llegará al rango objetivo para finales de 2022.

Justamente, otras instancias internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han llamado la atención sobre el papel de la inflación en economías de mercados emergentes.

“Las transferencias de efectivo de emergencia eventualmente expirarán y, en ausencia de un fortalecimiento permanente de la red de seguridad social, la pobreza y la desigualdad podrían agudizarse”, escribió el FMI.

El Fondo considera que el PIB de Brasil crecerá 5,3 % en 2021, ve que el mercado laboral está mejorando y percibe señales positivas en el ahorro de los hogares. La deuda pública sería del 92 % del Producto Interno Bruto (PIB) para cierre de año, después de ubicarse en el alarmante 99 % del PIB previamente.

El Fondo considera que los riesgos fiscales a corto plazo son bajos, pero llama la atención sobre que el alto nivel de la deuda pública plantea riesgos a mediano plazo.

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias