Las ventajas que traerá para Colombia la producción de hidrógeno

Foto: BBC

El Gobierno de Colombia, en cabeza del Ministerio de Minas y Energía, publicó la hoja de ruta del hidrógeno, que marcará el camino durante los próximos 30 años para el desarrollo, generación y uso de este energético. Para más información de empresas haga clic aquí.

“Colombia ha venido avanzando en la transición energética en los últimos tres años y está liderando esta transición en la región. Sabemos el potencial que tiene el país en energías renovables, pero también el que tiene el hidrógeno, gracias a la geoestratégica que tenemos y que hace nuestro potencial aún mayor que el de otros países. El desarrollo de este energético, que seguirá consolidando la transición, traerá además beneficios económicos gracias a la inversión y desarrollo de empleos de calidad”, señaló el presidente, Iván Duque.

Este documento contó con la asesoría y apoyo de la firma de consultoría I-Deals y la financiación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que además financiará también el desarrollo del sandbox regulatorio de esta hoja de ruta, busca brindar las herramientas para que Colombia pueda aprovechar aún más el potencial eólico y solar que ha venido desarrollando gracias a un marco regulatorio robusto, que incluye incentivos tributarios.

“El hidrógeno verde complementará la transición energética de Colombia aprovechando las energías renovables, tanto convencionales como no convencionales, así como el salto histórico está dando el país en la rápida incorporación de energía eólica y solar”, aseguró el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.

De igual manera, el hidrógeno verde, con un potencial de más de tres gigavatios de solo en la Guajira, representa grandes oportunidades económicas y de desarrollo para Colombia en aplicaciones que van desde el uso de este vector, energético en procesos de refinación, transporte de gas, movilidad sostenible y producción de insumos agrícolas.

Recomendado: ¿Cuál es el potencial de Colombia para producir hidrógeno?

Adicionalmente, hay un gran potencial de exportación en el mediano y largo plazo que le permitiría a Colombia posicionarse en los mercados asiáticos, europeos y norteamericanos, aprovechando su ubicación privilegiada de acceso a los océanos Pacífico y Atlántico, y su cercanía al Canal de Panamá.

Además, se estima que a través del hidrógeno, Colombia podría desarrollar nuevas cadenas de valor que impulsarán la economía y crearán empleo de alta calidad, movilizando un estimado de US$5.500 millones y la creación de cerca de 15.000 empleos durante la década entre 2020 y 2030.

Esta hoja de ruta también encamina al país en su compromiso con reducir las emisiones de CO2 en 51 % a 2030 y sus aspiraciones de ser carbono neutral a 2050, pues el desarrollo del hidrógeno permitirá la reducción de entre 2,5 y tres millones de toneladas de CO2 en la próxima década, impulsando también la descarbonización de sectores de difícil abatimiento como el transporte pesado, marítimo, procesos industriales intensivos en energía, entre otros.

“La hoja de ruta del hidrógeno de Colombia, junto con la aprobación de la Ley 2099 de 2021, establecen los cimientos para un marco regulatorio confiable, impulsando el despliegue de este vector energético sostenible, que será clave para alcanzar sus objetivos de reducción de emisiones”, precisó Cayetano Hernández, director de transición energética en i-deals/ everis/ NTT Data Colombia.

Recomendado: GEB invertiría con socios para desarrollar hidrógeno en Colombia

Y agregó que “el desarrollo de la cadena de valor del hidrógeno fomentará la creación de capacidades industriales innovadoras y el conocimiento tecnológico, movilizando potenciales inversiones y creando empleos de alto valor añadido. Desde i-deals/ everis/ NTT Data seguiremos apostando por la innovación y la implementación de tecnologías como fuente de soluciones para el futuro de Colombia”.

Las cuentas del gobierno le apuntan a que, en 2021, se multiplique por 20 la capacidad instalada de energía renovable no convencional que había en 2018, gracias a la entrada en operación alrededor de 16 proyectos, incluido el primer parque eólico que se construye en el país en más de 17 años.

También, al finalizar el actual Gobierno, se estima que el país tenga en funcionamiento y en construcción más de 2.500 MW (megavatios) de capacidad instalada, impulsados por las dos subastas que desarrolló el Gobierno de Colombia en 2019.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias