IIF espera que precios del petróleo bajen desde 2022

El incremento de precios para el petróleo, asociado a una mayor demanda, va a ser pasajero y se va a menguar de cara al próximo año, así lo plantea un nuevo análisis del Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Para el organismo, los precios promedio del petróleo Brent se moderarán a US$64 por barril en 2022 desde US$68 en 2021.

Lo anterior teniendo en cuenta que el reciente aumento de los precios se debe, en gran parte, a interrupciones no planificadas después del huracán Ida que compensaron los aumentos de producción de la OPEP+.

Hay que recordar que el fenómeno climático afectó 1,7 millones de barriles diarios de la producción de petróleo en Estados Unidos.

Esto último mientras el inventario de petróleo de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) disminuyó en el tercer trimestre de 2021, por debajo de su promedio de 2016-2020.

Recomendado: IIF espera las mayores presiones inflacionarias en los próximos seis meses

“En el mediano plazo, la mayor reversión proyectada de los recortes de producción de la OPEP+, combinada con la recuperación esperada en la producción de petróleo crudo de Estados Unidos, podría aliviar los precios del petróleo en los próximos meses y en 2022”, explica el IIF.

Adicionalmente, el IIF ve a 2022 como punto de giro para cambios en las preferencias inversionistas, llevando recursos del petróleo a energías renovables.

Otros fenómenos

Mientras tanto, habrá más inyecciones de capital en otro tipo de materiales. Con esto de base, el IIF prevé que los precios promedio de los metales básicos aumenten en un 40 % en 2021 y disminuyan en un 18 % en 2022.

“El repunte de este año está impulsado por la fuerte recuperación de la demanda mundial, ayudada por un estímulo fiscal masivo en la mayoría de los mercados maduros y economías emergentes, las limitaciones de la oferta en países clave y las inversiones relacionadas con la descarbonización”, agrega el análisis.

Del lado de los precios del cobre se espera sigan siendo altos por cuenta de más inversiones en infraestructura de energía limpia.

Finalmente, el IIF también aborda otro tipo de fenómenos anclados al comportamiento de precios asociados a la inflación de cara a cierre de este año.

“Esperamos que los precios de los alimentos aumenten un 29 % en 2021, con una oferta más ajustada, y disminuyan un 3 % en 2022. Las medidas de bloqueo durante la pandemia y las interrupciones de la cadena de suministro han inducido un aumento en los precios de los alimentos, dice el IIF.

Recuerda el IIF que los precios del trigo, la soja, el aceite de palma y el azúcar han aumentado en un promedio del 45 % desde su mayo de 2020, teniendo en cuenta que “los gobiernos de la mayoría de los países reforzaron las reservas en previsión de las interrupciones de la segunda y tercera oleadas de la pandemia”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias