FAO alerta por fuerte inflación mundial de alimentos

Foto: Tomada de Pixabay

El índice de precios de los alimentos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) se situó en un promedio de 130,0 puntos en septiembre.

El dato da cuenta entonces de un aumento del 1,2 % respecto al de agosto y del 32,8 % respecto a la inflación registrada en septiembre de 2020.

Explica el documento que el índice de precios de los cereales de la FAO aumentó un 2,0 % con respecto al mes anterior.

Esto último debido a que los precios mundiales del trigo repuntaron casi 4 %: con este resultado, la variación anual es del 41 % frente al año anterior.

La FAO advierte que el fenómeno se explica por la reducción de las disponibilidades exportables en una situación de fuerte demanda.

Adicionalmente, los precios mundiales del arroz siguieron creciendo en septiembre, mientras que los del maíz aumentaron 0,3 %, lo que le lleva a un incremento promedio interanual del 38 %.

“Entre los principales cereales, el trigo será el centro de atención en las próximas semanas, ya que se deberá evaluar la demanda en relación con el rápido aumento de los precios”, dijo sobre los resultados Abdolreza Abbassian, economista superior de la FAO.

Otras variables

Finalmente, el índice de precios de los productos lácteos de la FAO repuntó 1,5 % desde agosto, “puesto que la fuerte demanda de importaciones a escala mundial y los factores estacionales de Europa y Oceanía propiciaron el alza de las cotizaciones internacionales de todos los productos lácteos, en especial de la mantequilla”.

Recomendado: Inflaciones básicas de alimentos tocan máximo de cinco años en Colombia; las demás bajaron

Así mismo, el índice de precios del azúcar de la FAO creció 0,5 % respecto del mes anterior y un 53,5 % respecto del año anterior.

Y si bien para la FAO la oferta puede llegar a equilibrar su nivel respecto al de la demanda, el panorama más cercano sigue siendo de desequilibrio.

“Se prevé que la producción mundial de cereales de 2021 alcanzará el récord histórico de 2.800 millones de toneladas, aunque esta cifra es inferior a las necesidades previstas de consumo para la campaña de comercialización de 2021/22”, concluye la FAO.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias