Científicos de la FDA desestiman refuerzo de vacuna Covid-19 de Moderna

La Administración de Drogas y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) está estudiando si autoriza, o no, la aplicación de una dosis de refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por Moderna.

La compañía presentó un informe en septiembre en el que aseguró que la efectividad de su inmunización disminuye con el tiempo, por lo que vio necesario aplicar una tercera inyección de la inoculación.

Según Moderna, una dosis de refuerzo de su vacuna contra el Covid-19 trae “beneficios potenciales”, por lo que solicitó a la FDA estudiar su caso para permitir el suministro de una inyección más. (Ver más de Internacional).

No obstante, integrantes del comité científico de la FDA consideraron que ese requerimiento no cumple con los criterios necesarios para permitir una tercera aplicación, porque la diferencia en la efectividad entre la segunda dosis y la tercera es escasa.

“No se conoce si existe una cantidad estándar necesaria para aplicar el refuerzo y tampoco está claro que tanto mejoró la respuesta inmune en el estudio “, dijo John Moore, profesor de microbiología e inmunología en Weill Cornell Medical College de Nueva York, citado por Reuters.

Los expertos de la FDA se reunirán esta semana para discutir sobre la aplicación de dosis de refuerzo de las vacunas contra el Covid-19. Normalmente, las opiniones del comité científico son tomadas en cuenta, pero no son de obligatorio cumplimiento, ya que la agencia puede tomar otras directrices.

La determinaciones de la FDA contrastan con las intenciones del presidente de Estados Unidos, Joe Biden: mientras la entidad analiza la viabilidad de aplicar dosis de refuerzo de las vacunas contra el Covid-19, la Casa Blanca busca hacer que estas tengan un acceso total para los estadounidenses.

Vacunas de refuerzo autorizadas

Hasta ahora, solo la vacuna de Pfizer cuenta con la autorización para suministrar una tercera dosis. Aparte de Moderna, Johnson & Johnson también está esperando que se determine si es posible administrar una segunda dosis de su vacuna dos meses después de la primera aplicación.

“Es prometedor ver evidencia clínica y del mundo real que se suma al creciente cuerpo de datos sobre la efectividad de la vacuna Moderna”, dijo Stéphane Bancel, director ejecutivo de la farmacéutica.

Bancel resaltó que el aumento del riesgo de infecciones graves en los participantes del estudio que fueron vacunados en 2020, en comparación con los que recibieron la inmunización recientemente, da cuenta del impacto de la inmunidad menguante.

La vacuna Covid-19 de Moderna funciona bajo el formato de ARN mensajero y ya está siendo utilizada en países como Colombia para aplicar dosis de refuerzo en las poblaciones más vulnerables a la pandemia.

La esperanza del molnupiravir de Merck

Merck también presentó ante la FDA una solicitud para la autorización del uso de emergencia del molnupiravir, un medicamento antiviral oral que sirve para el tratamiento del Covid-19.

El molnupiravir fue desarrollado por Merck y Ridgeback Biotherapeutics. El estudio fase 3 realizado por esas compañías evidenció que este redujo significativamente el riesgo de hospitalización o muerte por la pandemia.

“Vemos con optimismo que molnupiravir pueda convertirse en un medicamento importante como parte del esfuerzo global para combatir la pandemia”, afirmó Robert M. Davis, CEO y presidente de MSD (Merck para Latinoamérica).

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias