¿Es buena opción comprar carro usado en Colombia?

El mercado de carros usados, según Andemos, registró en agosto de 2021 un total de 106.080 traspasos.

Foto: tomada de @BogotaTransito
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Comprar carro usado suele ser una de las prácticas más concurridas en Colombia, ante la imposibilidad de poder acceder a pagar por un vehículo nuevo o ante la imposibilidad de poder acceder a un crédito de alto monto para realizar la transacción.

En Colombia, el traspaso de carros usados es una práctica común. El mercado de carros usados, según cifras de la Asociación de Movilidad Sostenible (Andemos), registró en agosto de 2021 un total de 106.080 traspasos.

La cifra incluso fue la más alta en lo corrido del 2021, superando las 103.826 que se informaron en febrero. Al tiempo que aumentaron en 88,1 % cuando se hace la comparación con agosto de 2020.

Recomendado: Venta de vehículos híbridos y eléctricos crece 129,2 % en agosto

Y es que son varias las oportunidades que llaman la atención para los consumidores colombianos.

Beneficios:

– El primer gran beneficio es el precio. Y, cuando se tiene un presupuesto un tanto más holgado, existe la oportunidad de conseguir un buen vehículo a un precio razonable. De esta manera, con los $35 millones que puede usar para comprar un carro básico nuevo, se puede adquirir uno, de un modelo más antiguo, pero por ejemplo con la opción de que sea automático o de combustión híbrida.

– Varios analistas concuerdan en decir que otro de los beneficios es que los vehículos usados tienen una depreciación más lenta que la que puede tener un vehículo nuevo.

– El otro punto está en que los pagos por seguros para los carros usados suelen ser más económicos, toda vez que los costos se fijan sobre variables de avalúo entre las que se cuentan qué tan nuevo es el vehículo.

– En caso de reparaciones, y dependiendo del impacto del arreglo, estos vehículos suelen tener menores costos toda vez que el mercado de autopartes cuenta con la oferta disponible de repuestos.

– En cambio, los repuestos para carros nuevos están sujetos a las casas ensambladoras.

– Finalmente, los carros usados suelen traer resueltas las deficiencias de fabricación, por lo que se convierte en un dolor de cabeza menos para sus compradores.

Ahora, sobre qué tanto endeudarse para comprar un vehículo en Colombia, el análisis varía dependiendo de las necesidades del consumidor. El mercado financiero colombiano ofrece un portafolio amplio para la compra de carro.

En cuanto a especificaciones técnicas, el mercado considera como aceptable un vehículo usado para compra que registre un kilometraje entre los 15.000 y los 20.000.

Hay planes que piden el pago de una primera cuota y el resto se divide a conveniencia del consumidor, con plazos a pagar a 24, 36, 48 o más meses.

Lo que sí se debe tener en cuenta es que, según lo ha advertido la misma Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Colombia se ha visto inmersa en presiones inflacionarias en los precios de los vehículos, tanto nuevos como usados.

Esto último por, entre otros, la incapacidad del transporte marítimo en atender la demanda de mercancías y el problema que representa la escasez de contenedores.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias