Panorama energético, insuficiente para reducir emisiones a 2050: IEA

La Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) publicó el World Energy Outlook 2021, en el que apuntó que, si bien hay señales de que el mundo está girando hacia una economía energética, está aún es insuficiente para cumplir la meta de cero emisiones a 2050.

“Este progreso de energía limpia todavía es demasiado lento para llevar las emisiones globales a un declive sostenido hacia cero, lo que destaca la necesidad de una señal inequívoca de ambición y acción de los gobiernos de Glasgow”, escribió la Agencia. (Ver más de Internacional).

Justamente, ese reporte llega semanas antes de la Cumbre por el Clima (COP26) que se llevará a cabo en Glasgow, Reino Unido, durante las dos primeras semanas de noviembre, en la que los presidentes, jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo revisarán las acciones para rescatar al planeta de la emergencia climática.

La IEA identificó que se están incrementando las instalaciones de energía eólica y solar, que son más sostenibles que las fuentes tradicionales. Sin embargo, el consumo mundial de carbón creció en el último año lo que, aseguran, llevará las emisiones de dióxido de carbono (CO2) al segundo mayor incremento de la historia.

Recomendado: Industria aeronáutica global se compromete a ser carbono neutral en 2050

“El impulso de energía limpia enormemente alentador del mundo está chocando con la obstinada incumbencia de los combustibles fósiles en nuestros sistemas energéticos”, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la IEA.

El documento prevé que la nueva economía energética será más electrificada, eficiente, interconectada y limpia, y considera que su surgimiento es producto de un conjunto de parámetros, entre los que están la acción política y la innovación tecnológica.

La comunidad internacional se trazó la meta conjunta de reducir el calentamiento de la Tierra a entre 1,5 y 2 grados centígrados, pero para conseguir ese nivel es necesario sumar esfuerzos en una serie de ámbitos, entre estos la transición energética.

Conseguir esa meta, dice la IEA, requiere aumentar la inversión anual en energía limpia en US$4 billones para 2030. Reducir las emisiones para 2050 requiere una transición hacia las energías renovables, frenando la extracción de petróleo y reduciendo notoriamente la explotación de las reservas de gas natural, para girar a una economía energética dependiente de fuentes más limpias.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias