Bimbau, la startup colombiana de construcción que llegará a Estados Unidos

En medio de la pandemia, Bimbau pasó de ser una iniciativa dentro de una gran constructora a ser una startup de proyección que acaba de cerrar una ronda de inversión y se prepara para las siguientes en 2022.

Juan Saldarriaga, su CEO, habla de las expectativas para el cierre del año, las lecciones aprendidas durante los primeros dos años de Bimbau y los proyectos que vienen, como la entrada a los grandes mercados de México y Estados Unidos. (Vea aquí más noticias empresariales).

¿Cómo van con Bimbau exprés?

Muy bien. Nos ha sorprendido porque el objetivo inicial que teníamos era atender las obras en menos de una hora, el reto estuvo bien alto, y empezamos haciendo los envíos en un poco más de una hora, aunque nuestro margen era entre 1 y 24 horas y ya hemos logrado entregar pedidos incluso en 45 minutos.

Lo más interesante es que se abrió también otra línea de trabajo y es que las compras exprés también se están enfocando mucho en dar soluciones a temas que hoy las obras no tienen y que no tienen en el radar dónde encontrarlas. Digamos que la compra exprés está convirtiendo también en un centro de soluciones inmediatas.

Ustedes también dan crédito ¿cómo va esa cartera?

Bien. Los créditos quedamos no son muy amplios, damos máximo $10 millones por crédito por proyecto y a ciertas constructoras, eso depende de reputación y de toda una evaluación que les hacemos. La mayoría de constructoras son muy buenas para pagar así que es fácil darles créditos, pero la oportunidad más grande que tenemos es que se está volviendo muy frecuente; los créditos van sumando y sumando y ya nos vamos quedando nosotros cortos de caja. Por eso necesitamos rápidamente cerrar las próximas rondas de inversión, buscar aliados estratégicos que quieran fondear estos créditos y de hecho ya hemos hablado con algunos bancos y hemos adelantado algunas conversaciones para poderle dar más crédito a los constructores.

Hablemos de estas ruedas de inversión ¿Para cuándo están planeadas? ¿Cuánto esperan recaudar?

Habíamos pensado cerrar una ronda inversión hace 15 días, pero aparecieron un par de inversionistas extranjeros de smart capital y les abrimos la posibilidad de poder participar, aunque ya teníamos un inversionista colombiano. La idea era cerrar la ronda con US$2,5 millones esta ronda, pero ya arrancamos a hacer las próximas reuniones para ronda de serie A, que muy rápidamente vamos a necesitar esos recursos ahora para entrar a México y probablemente entrar muy digitales a Chile y a Perú. Necesitamos una inversión bastante alta para poder entrar a México y lograr los objetivos que tenemos en mente, para ese ejercicio cerraremos la ronda un poco más ajustada para finales de enero del próximo año.

Recomendado: Sector construcción de Colombia aumentó 69 % en empleabilidad; sigue alerta por altos precios de acero

Aprovecho que ya mencionó a México, Chile y otros países en los que esperan entrar ¿Cómo va ese proceso?

Lo que ya hicimos fue entrar a México, pero nivel exploratorio, que es el que vamos más adelantado, un poco para conocer cómo compra el constructor mexicano. Ya habíamos hecho una serie de aproximaciones, incluso con algunos proveedores y algunos constructores. Lo que sigue es que veníamos haciendo nuestra última versión de desarrollo que es Bimbau 4.0, que se acomoda un poco más al mercado incluso latinoamericano general y la idea ya es empezar expandiendo y para eso necesitamos esta parte de inversión que viene con mucha fuerza.

¿Cuáles son sus expectativas para el cierre de 2021?

Nuestra meta para este año era terminar con $2 billones en transacciones, pero vamos a llegar a casi $1,7 billones. Esto porque, en buena medida, se paró mucha transaccionalidad por el incremento de los precios de los materiales, que ha parado mucho proyecto. Sin embargo, para nosotros ese es un resultado muy positivo pues inicialmente esperábamos alcanzar está transaccionalidad en tres o cuatro años.

En cuanto a ingresos, estaremos cerrando en casi $1.200 millones para un año donde realmente los clientes a nivel de proveedores siguen siendo muy interesantes, pero en el nivel de constructor todavía nos hace falta alcanzar el máximo potencial. Este también es un resultado muy positivo, la meta era de $700 millones y superamos los mil entonces también estamos muy felices por este resultado y nuestra idea obviamente es multiplicarlos por lo menos por 12 para el próximo año entrando ya a México y alcanzar a las otras empresas que nos faltan en Colombia.

Recomendado: Starbucks continúa su expansión en Colombia con nuevos cafés en Barranquilla y la costa Caribe

Además de este problema de los precios de los insumos ¿Cómo ve al sector constructor?

Creo que, en el sector de la construcción, y en la economía en general, en buena parte está muy estancado por el tema de precios y la incertidumbre logística que hay hoy, especialmente porque lo que se consume en Colombia es importado: casi la mitad del acero que se consume en Colombia es importada y la otra mitad producida local; casi todos los insumos eléctricos también; hay algunos productos de cemento que dependen de la importación de clínker. Sin embargo, veo noticias muy positivas, veo que el mercado está muy cauto, pero hay muy buenas expectativas de seguir creciendo.

En términos de producción creo que solo empezaremos a entender los efectos de China en uno o dos meses porque al final igual los ciclos de construcción de diciembre y enero siempre son muy inciertos y la construcción siempre tienda bajar un poco, las festividades siempre van a impactar.

Creo que enero va a ser una buena época para saber qué va a pasar en 2022 y obviamente cómo cerró el año. La economía después del covid-19 estuvo muy movida por la construcción y viene todo el tema de la construcción de las vías 5G y proyectos muy grandes e interesantes, hay que esperar a ver cómo terminan de adjudicarse estas licitaciones, pero soy muy positivo.

Volvamos a los temas de la empresa. Además de la expansión a otros países ¿Cuáles son los planes para 2022?

Tenemos mucha expectativa con México porque es un país que es cinco veces la construcción en Colombia. Bimbau tiene tres componentes: nos vendemos como el Amazon de la construcción y en ese sentido cualquier persona puede encontrar productos para que le lleguen de manera expedita; por otro lado, estamos evolucionando y vamos unos años adelante con el tema la tecnología BIM que en Colombia ya de constructoras muy maduras y en ese sentido ya empezamos a abordarlas, a trabajar con ellas. En Latinoamérica todavía sigue muy retrasado, pero seguimos acompañándolos educándolos para que estén listos, pero hay otros países como Estados Unidos donde algunos estados van muy avanzados y donde hay una oportunidad muy bonita para poder arrancar, pero tenemos que entrar de una manera un poco más granular, es decir entrar a estados en donde la tecnología BIM está mucho más avanzada (California, Nueva York, Texas y Atlanta). Creemos que ahí hay una gran oportunidad pues hasta ahora no hay competidores que se asemejen a nuestra propuesta ya hemos hablado con varios project managers allá, se han visto muy atraídos por lo que nosotros proponemos.

Otro mercado que nos está haciendo muy buenos ojos es Europa, especialmente España que va avanzando muy acelerado en términos de tecnología BIM. Ya tenemos unos inversionistas que tienen aliados estratégicos en Europa y que nos han propuesto trabajar allá, pero no lo hemos investigado mucho. Sabemos que hay apetito y probablemente la medida que vayamos avanzando, vamos a lograr ver si es el mejor mercado para nosotros.

Recomendado: El sector fintech impulsa el empleo en Colombia

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias